Por una alimentación sana

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

Nutrición

Huevos con manchas

por la Dra. Rosa María Ortega | 12/06/2014 13:56

 

Marga Martínez nos envía la siguiente consulta: "Estoy en período de lactancia y tengo ya un hijo de dos años. Me preocupan las intoxicaciones alimenticias en verano en relación al tratamiento de los huevos. Los que presentan manchas verdosas, ¿pueden estar malos o estropeados?"

La aparición de manchas de color verdoso en el huevo no supone ningún peligro, se debe a la presencia de algunos minerales, concretamente al azufre, que se encuentra normalmente en este alimento y se manifiesta el color cuando se hace una cocción excesiva. Aunque vigilando la temperatura y el tiempo de cocción del huevo se puede evitar que aparezca esta coloracion verdosa, realmente no supone un problema el consumir un huevo con este tipo de manchas.

Obesidad y televisión

por la Dra. Rosa María Ortega | 05/06/2014 13:48

 

Algunas madres me preguntan si que sus hijos pasen demasiado tiempo delante de la televisión aumenta el riesgo de que padezcan obesidad.

Son muchos los factores que pueden contribuir al aumento de la obesidad, en niños predispuestos. El comer en familia y charlando parece un hábito más saludable en relación con la alimentación del niño, que comer viendo la televisión. Pero mayor impacto puede tener la conducta, actitud y hábitos de alimentación de los padres. Lo importante no es una conducta aislada –como mirar, o no, la televisión durante la comida–, es el conjunto de muchas influencias en la elección y consumo de alimentos y también en las pautas de actividad y cuidado de la salud, lo que puede hacer que el niño aprenda unas costumbres más saludables que le ayudarán a comer mejor y a mantener un peso saludable en etapas posteriores de su vida.

Plátanos en exceso

por la Dra. Rosa María Ortega | 29/05/2014 13:35

 

"Tengo un hijo de tres años que adora los plátanos y siempre está dispuesto a consumirlos. ¿Debo tener alguna precaución o limitación para que no se exceda? ¿Aportan muchas calorías?" nos escribe una lectora.

El plátano es un alimento estupendo que aporta muchas vitaminas y minerales. Es cierto que aporta más calorías que otras frutas, ya que proporciona unas 80 kcal por cada 100 g –igual que la chirimoya–, mientras que una manzana aporta unas 50 kcal/100 g y una naranja, o una pera, unas 40 kcal/100 g. Sin embargo, todas las frutas en general son alimentos hipocalóricos, cuyo consumo no resulta peligroso en el control de peso, especialmente en comparación con otros productos, como los bollos y pasteles –que aportan menos vitaminas y minerales en un contenido de unas 400-450 kcal/100 g–. De todos modos, conviene que el niño se acostumbre a tomar otros alimentos, que pruebe nuevos sabores y que no limite su consumo de frutas al plátano, no porque este alimento sea perjudicial, sino porque conviene que acepte nuevos sabores y tenga una alimentación muy variada.

No tiene apetito

por la Dra. Rosa María Ortega | 22/05/2014 13:11

 

"Tengo un bebé de un año. Antes comía muy bien, pero desde hace un tiempo come muy poco y siempre a la fuerza. Está muy rebelde, en cuanto ve el plato llora irritado y me tira la cuchara. Debería darle cosas nuevas, pero no quiere nada. ¿Qué puedo hacer?", escribe una lectora.

Cuando un niño buen comedor pierde el apetito, generalmente, es por algo. Lo más frecuente son las infecciones del tubo digestivo, poco graves pero que provocan dolor abdominal al tomar cualquier alimento. Los niños rechazan las comidas para evitar el dolor. Se se les fuerza a comer, el rechazo pasa a aversión, convirtiendo a un buen comedor en mal comedor. No es fácil recuperar a estos niños. Se debe reeducar el apetito ofreciendo comida en respuesta al hambre, con tomas de pequeño volumen y cantidad.

Leche enriquecida durante el embarazo

por la Dra. Rosa María Ortega | 08/05/2014 13:03

 

Muchas embarazadas me preguntan con frecuencia si es necesario tomar leche enriquecida con ácido fólico hasta que den a luz. Durante la gestación, aumentan bastante las necesidades de ácido fólico, vitamina que se encuentra en verduras y legumbres, pero que casi siempre se toma en cantidad inferior a la recomendada, por ello un aporte "extra" a partir de alimentos enriquecidos –como cereales de desayuno o productos lácteos– se puede valorar muy positivamente, especialmente en el embarazo. Estos alimentos enriquecidos no eliminan la conveniencia de incrementar el consumo de verduras, legumbres y frutas –fuentes importantes de ácido fólico–, ni la de tomar los suplementos prescritos por el ginecólogo. El ácido fólico se pierde fácilmente en el agua de cocción.

Frutas contra el estreñimiento

por la Dra. Rosa María Ortega | 24/04/2014 12:55

 

Kiwi y ciruela son dos frutas a las que tradicionalmente se ha atribuido el poder de combatir el estreñimiento. Ambos son alimentos saludables y de gran ayuda en la lucha contra el estreñimiento, pues aportan bastante fibra y tienen componentes con acción laxante suave, especialmente aconsejables en el embarazo –etapa en la que otros laxantes podrían ser peligrosos–. No se puede decir que uno sea mejor que otro, ni para la salud, ni en relación con el estreñimiento, pues las respuestas asociadas al consumo de estos alimentos puede ser distintas entre una persona y otra. Prueba los dos para ver cuál te resulta mejor o incluso consume los dos.

Otras pautas útiles en la lucha contra el estreñimiento son tener horarios regulares para la comida –y para ir al servicio–, comer despacio, realizar ejercicios, beber suficiente líquido, aumentar el consumo de fruta, verduras y cereales integrales, y tomar diariamente yogur –los que incluyen cereales o ciruela puede ser especialmente aconsejables en estos casos.

Falta de hierro en niños

por la Dra. Rosa María Ortega | 03/04/2014 14:01

 

"Tengo un niño de 11 meses y el pediatra me dice que esta ganando mucho peso, pero que tiene una ligera deficiencia de hierro. ¿Cómo es posible, si come mucho, que tenga una deficiencia? Si le doy algo menos de comida, ¿empeorará la situación del hierro también?", nos escribe Amalia Benítez.

Conviene que el bebé aumente de peso a una velocidad concreta, evitando que se exceda, porque esto puede favorecer el riesgo de obesidad en el futuro. Por otra parte, no es incompatible que tu hijo esté gordito con la posibilidad de que tenga deficiencia en hierro. Si aumenta de peso por encima de lo deseable, es porque ingiere más calorías de las convenientes, pero puede que no tome suficiente hierro. Sigue las pautas de tu pediatra para conseguir que la evolución del peso del niño sea la correcta. La carne y el pescado son buenas fuentes de hierro, pero si el pediatra considera que esto no basta, le prescribirá un tratamiento.

Leche entera y lactancia

por la Dra. Rosa María Ortega | 27/03/2014 13:50

 

Muchas mujeres se preguntan si pueden tomar leche desnatada durante la lactancia para perder peso. Aunque la composición de la leche materna puede modificarse con la alimentación de la madre, lo que influye es el total de los alimentos ingeridos, no el consumo de leche enterea o desnatada, ya que se puede tomar mucha grasa a partir de otros alimetnos. Es importante que tu hijo reciba un aporte adecuado de ácidos grasos y de vitaminas liposolubles, que se eliminan con la grasa en el desnatado de la leche y que se puede sustituir tomando pescado, cereales, legumbres... Puedes alternar el consumo de leche entera, desnatada o semidesnatada sin problema respecto a la calidad de tu leche.

¿Azúcar blanco o moreno en el embarazo?

por la Dra. Rosa María Ortega | 20/03/2014 13:32

 

Una lectora nos envía una consulta curiosa: "¿Es cierto que el azúcar moreno engorda menos que el azúcar blanco? Al contener fibra, ¿es mejor tomar el moreno ahora que estoy embarazada?"

Puedes consumir azúcar moreno si te resulta más apetecible, aunque simpre de forma moderada. El azúcar moreno aporta una cantidad inferior de calorías, pero la diferencia es insignificante si valoramos la dieta de forma global. Así, 10 gramos de azúcal blanco proporcionan 40 Kcal, mientras que la misma cantidad de azúcar moreno aporta 39 Kcal. Además, el azúcar moreno tiene cantidades algo superiores de algunos nutrientes –ácido fólico–, pero también la diferencia es muy escasa y su aporte insignificante en la dieta.

Cómo animar al niño a masticar

por la Dra. Rosa María Ortega | 13/03/2014 13:25

 

Hay pequeños que presentan ciertos problemas al masticar algunos alimentos. Si es capaz de masticar unos y rechaza otros, es evidente que no tiene ningún problema con la masticación; simplemente le gusta más comer unas cosas que otras. El problema no es de masticación sino de aceptación de alimentos, tema en el que debes tratar de avanzar en los próximos meses. Sin enfadarte de manera evidente, debes ofrecer reiteradamente al niño alimentos variados que por su edad ya deba consumir. Si le gustan mucho las patatas, por ejemplo, puedes darle una después de haber comido un poco de carne, verdura o alimentos que le desagraden; pero evita darle solo los alimentos que desea. Hay productos y texturas más gruesas que deben irse introduciendo en una determinada etapa y, si se retrasa, luego es más difícil que el niño los acepte, pero todo tiene arreglo.