Viajar en avión con un bebé

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 01/10/2013 13:50

 

Si debes trasladarte en avión con un bebé, ten en cuenta que los momentos de despegue y aterrizaje pueden provocar dolor en los oídos. Para evitarlos, es útil que el niño esté succionando. Prueba a ofrecerle el chupete o un poco de agua con biberón. Aparte de eso, los mayores problemas derivan del largo tiempo que permanece en un espacio pequeño. Los bebés se cansan y lloran y ese llanto hace sentirse incómodos a los padres y a los pasajeros de los asientos vecinos. Por lo tanto, utiliza medios que te resulten más eficaces para que se duerma. Los asientos de pasillo te permitirán pasear con él con más facilidad, pero también serán un obstáculo mayor para los pasajeros de los asientos de al lado si quieren salir y el pequeño está dormido. No está de más que lleves ropa de repuesto a mano (para él y para ti) por si vomita y algún analgésico que sepas manejar, como paracetamol o ibuprofeno.