Verruguitas en el tórax

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/07/2013 13:40

 

Las lesiones cutáneas en el torax suelen deberse a una infección por virus muy frecuente en niños llamada molusco contagioso. El diagnóstico se hace viendo las lesiones porque tienen un aspecto especial: pequeñas pápulas lisas, de contenido sólido que tienen en su superficie una pequeña depresión, y no dan molestias. No hay unanimidad en el tratamiento. Los más efectivos son los que conllevan la destrucción de las lesiones, pero son dolorosos: arrancamiento con una cucharilla dermatológica, incisión con aguja, expresión con pinzas o congelación. Las soluciones tópicas –nitrato de plata, cantaridina, ácido salicílico…– son menos eficaces, y los tratamientos orales, con cimetidina u homeopatía, apenas modifican la evolución. La alternativa está entre utilizar métodos dolorosos o esperar la desaparición espontánea. El riesgo de diseminar la infección en el propio niño o transmitirla a otros apoya la conveniencia de hacer tratamiento y tomar medidas como no compartir toallas, ropa o esponjas.