Toxoplasmosis

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 23/01/2012 09:38

 

La toxoplasmosis es una infección banal en los adultos, que suelen pasar sin saberlo. Sin embargo, si afecta a una madre embarazada puede provocar abortos y, en el recién nacido, una lesión muy grave en los ojos –la corioretinitis–, que no resulta fácil de detectar en un primer momento. Las pruebas de que disponemos pueden dar falsos resultados negativos. Como el riesgo es muy importante, si la duda es razonable se debe tratar hasta que los análisis confirmen que no existe.