No quiere purés

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 04/09/2012 13:03

 

El apetito de los niños cambia de forma caprichosa, y puede ocurrir que algunos que siempre han tomado purés de forma habitual y sin problemas, se nieguen a comerlos en un momento dado. Estos "caprichos" se instauran a veces de manera brusca, tras una infección u otro problema médico, pero otras veces ocurre sin motivo aparente, y en lugar de comer purés de verduras, sólo aceptan los de frutas o los yogures. En la mayoría de los casos, este problema se soluciona de forma espontánea. Si los niños están sanos, crecen bien y no tienen enfermedades, no hay que darle mucha importancia. Eso sí, es importante que el pediatra se asegure de que no hay algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, una bacteria como la Helicobacter pylori... Descartado esto, hay que evitar forzarle a comer, pero negarse a cambiarle el puré de verduras por otros alimentos. Aunque sea poca cantidad, debe comer de todo.