Lactancia y deporte

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 21/08/2012 11:34

Tags: lactancia

 

Si el parto ha sido normal, se recomienda hacer ejercicios suaves  –sin presión abdominal– lo antes posible, para recuperar el tono muscular del periné. El fallo de esta musculatura provoca la caída de la vejiga, el útero y el recto, patología que llamamos prolapso. En cuanto a la lactancia, el ejercicio suave no plantea ningún problema, pero la actividad muscular intensa aumenta los niveles en la sangre de ácido láctico. Este ácido pasa a la leche y modifica su sabor y algunos pequeños la rechazan si maman después de que la madre haga ejercicio. Por este motivo, aconsejamos dar el pecho antes de hacer deporte. Además, resulta más cómoda para la madre porque lo descarga de leche. Los niveles de ácido láctico, disminuyen cuando cesa la actividad física, y en un par de horas apenas se notan cambios en el sabor de la leche.