Destete forzoso

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 10/05/2011 09:10

 

Es frecuente que cuando se acerca el momento de tu vuelta al trabajo trates de acostumbrar a tu pequeño al biberón. En muchos casos, los bebés rechazan el biberón y tú puedes sentirte triste por tener que dejar de darle el pecho. No te sientas así porque tu hijo te está diciendo que tú le gustas más que las tetinas de silicona, y esto debe alegrarte, no entristecerte. Por otro lado, tú eres la persona menos indicada para darle estos biberones, porque el niño siente la presencia de tu pecho y reclama su "derecho". A casi todas las madres en estas circunstancias les cuesta dejar solucionado este problema antes de volver al trabajo y adelantan aún más la introducción del biberón. Yo siempre recomiendo a estas madres mantener la lactancia al pecho hasta el último momento y dejar que le ofrezca el biberón sustitutorio del pecho a la persona que queda al cuidado del pequeño. Como el bebé no siente cerca el pecho de su madre cerca de él, resulta más fácil que acepte el biberón.

Consulta el reportaje El destete ¿cómo y cuándo?