El pediatra en casa

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

El pediatra

Demasiado pequeño para andar

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 27/11/2012 12:30

 

Los niños se lanzar a caminar entre los 12 y los 15 meses. Pero esto es sólo una media estadística. Hay algunos que lo hacen antes, y otros más tarde. A los 10 meses, casi todos los niños sanos ya pueden soportar sobre sus piernas el peso del cuerpo, y los delgados incluso antes. Si tu hijo tiene 8 o 9 meses y ya intenta ponerse de pie, no te preocupes. Primero, porque es imposible frenar a un niño que trata de enderezarse, y segundo, porque eso no le va a producir arqueamiento de las piernas, como temen algunos papás. Y es que ese problema de salud sólo se produce si el hueso no está sano, no porque el bebé sea demasiado pequeño. Otra cuestión diferente es forzar a un niño a que camine y se mantenga de pie, sujetándole con las manos o usando un andador, antes de que sea capaz de hacerlo por sí mismo. Esto sí que no es aconsejable y puede causarle problemas.

¿Está creciendo bien?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 20/11/2012 13:56

 

Es la eterna pregunta de los papás. La clave, que tienen los pediatras, está en el análisis de los percentiles. De todas formas, muchos padres se preocupan porque sus hijos han bajado del percentil 50, por ejemplo, al 25. Sin embargo, no siempre tienen porqué hacerlo. Los cambios en el percentil de crecimiento son frecuentes hasta los dos años. A partir de entonces, los niños suelen ir por el mismo percentil hasta el momento de la pubertad, donde nuevamente puede haber cambios bruscos. La única forma de asegurarse de que el niño se desarrolla bien, es tallarle periódicamente, casa 6 meses, y comprobar que mantiene su percentil. Cuando hay dudas, los pediatras hacemos una radiografía de la mano izquierda para estudiar el ritmo de la maduración ósea y hacer un pronóstico de talla definitiva.

Exceso de higiene, ¿igual a alergia?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 20/11/2012 13:04

 

A pesar de que muchas personas relacionan el exceso de higiene que, desde hace unas décadas, rodea a nuestros hijos, con el aumento de las enfermedades alérgicas, esa no es, ni mucho menos, la principal causa del evidente incremento de estas patologías en los países occidentales. La alergia no es una respuesta al exceso de higiene, sino una alteración de la inmunidad por la que el organismo responde de forma exagerada frente a algunas sustancias. Además, las razones de la mayor incidencia de las alergias en nuestro entorno podemos encontrarlas en el desarrollo industrial, el aumento de la contaminación, el contacto más precoz con sustancias sensibilizantes, la disminución de la lactancia materna o el consumo de aditivos alimentarios. El lavado y la esterilización excesivos sólo se ha relacionado con el empeoramiento de algunas dermatitis.

Medicamentos contra la enuresis

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 06/11/2012 13:03

 

La enuresis nocturna (hacerse pis por la noche) es un problema frecuente en los niños de marcado carácter hereditario y que, en general, se soluciona espontáneamente antes de la adolescencia. Se han utilizado muchos tipos de tratamiento con resultados diferentes. Solemos aconsejar ejercicios para que el niño mejore el control de la vejiga y logre despertarse con el deseo de orinar, y en ocasiones, asociamos esos ejercicios con medicamentos que aumentan la resistencia a la micción o que disminuyen la cantidad de orina. Estos últimos son eficaces para situaciones puntales (campamentos, salidas de casa...), pero si no se administran combinados con otras medidas de apoyo, pueden provocar recaídas al retirlarlos. 

Alergia a los alimentos

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/10/2012 13:10

 

Cuando uno de los padres es alérgico, el niño tiene una probabilidad de serlo del 25%; si los dos padres lo son, ese riesgo aumenta al 50%. El pequeño no hereda una forma concreta de alergia, sino una predisposición a a desarrollarla. en cualquier caso, antes de que el niño tenga su primera reacción alérgica a una sustancia, son necesarios uno o más contactos previos con ella para sensibilizarse. Es muy poco probable tener una reacción alérgica en el primer contacto. En general, los niños con alergia a varios alimentos deben evitar los productos comerciales con conservantes o colorantes, y descartar siempre los alimentos prohibidos en la comida preparada y restaurantes. 

¿Demasiados antibióticos?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 23/10/2012 12:37

 

La mayoría de las infecciones que padecen los niños son de origen vírico, y en estos casos, los antibióticos sirven de poco. El problema es que no hay un método rápido, fácil y barato que permita a los pediatras diferenciar estas infecciones de las bacterianas. Por eso, ante la fiebre elevada, los médicos tienden a indicar la administración de antibióticos, y por eso, quizá se prescriben más de los estrictamente necesarios, aunque cada vez menos. Y es que los pediatras prefieren no correr el riesgo de dejar sin tratar una infección grave que puede causar serias complicaciones en la salud de los más pequeños y que para ellos es bastante más importante que los inconvenientes del tratamiento antibiótico. 

¿Cuál es la causa de los cólicos del lactante?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 16/10/2012 13:30

 

Aunque el cólico del lactante es un problema frecuente que sufre el 40% de los bebés, en realidad no conocemos la verdadera causa que lo provoca. Hace tiempo se sospechó que uno de los factores desencadenantes era la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca. Después, algunos estudios apoyaron esta teoría, pero ahora se sabe que es probable que intervengan varios factores, como la alimentación, el temperamento del niño y la ansiedad de los padres. Según mi experiencia, modificar la dieta de la madre lactante casi nunca soluciona el problema, igual que no lo hace interrumpir la lactancia. Al contrario, yo soy partidario de aumentar las tomas de la tarde. En cualquier caso, no hay una solución que valga para todos los niños. Es fundamental mantener la calma, sabiendo que en unos meses desaparecerán y que no se asocian a problemas graves. 

Vitamina D, ¿cuándo es necesaria para el bebé?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/10/2012 13:00

 

Administrar, o no, vitamina D a los bebés depende de su exposición al sol. Si en vuestra ciudad hace tan buen tiempo que puedes pasear con tu hijo todos los días y exponerlo al sol, no necesitas darle un suplemento de vitamina D. Pero si necesitas llevarle tapado por el frío excesivo, si no tienes muchas horas de sol o si el pequeño se pasa la mayor parte del día en casa, conviene que le administres este suplemento hasta que cumpla un año. 

A mi hija se le cae el pelo

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 02/10/2012 12:23

 

A algunos niños, de forma repentina, se les empieza a caer el pelo. Ocurre en los dos sexos, aunque es más llamativo en las niñas por razones obvias. La causa más común de perdida de cabello es lo que los pediatras llamamos "efluvio telógeno". Lo puede provocar cualquier situación de estrés físico o psíquico. Es frecuente tras pasar procesos infecciosos con fiebre elevada, intervenciones quirúrgicas o contrariedades emocionales importantes. La caída del pelo se advierte entre dos y cuatro meses después de la situación estresante que la desencadena, y si no hay otros problemas, se recupera en otros tres o cuatro meses. 

Molestias por la salida de los dientes

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 25/09/2012 12:18

 

Tradicionalmente, las madres y los pediatras hemos echado la culpa de muchos trastornos de los bebés, como fiebre, inapetencia, diarrea..., a la salida de los dientes. Pero todos los estudios –serios– realizados hasta la fecha no han podido demostrar la asociación entre estas molestias que afectan a los niños y la erupción de sus dientes. Por eso, antes de "condenarlos", es conveniente acudir al médico para asegurarse de que no hay otra explicación para la fiebre, la diarrea, los vómitos o la falta de apetito.