El pediatra en casa

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

El pediatra

Lactancia y tratamientos de belleza

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 18/09/2009 10:22

 

Las cremas anticelulíticos y antiestrías están compuestas por gran cantidad de productos, algunos tóxicos para el niño si los ingiere, pero su absorción a través de la piel es escasa y la eliminación en la leche, inapreciable. El único cuidado que hay que tener es no aplicarlas ni en el pecho ni en lugares de contacto con el lactante, para evitar que pueda chuparlas, y lavarse bien las manos tras su aplicación. Los rayos UVA y los masajes en cabina con aceite tampoco plantean problemas para la lactancia. Si estás pensando en eliminar algunos kilos, recuerda que dar el pecho ayuda a perder peso, siempre que no se coma en exceso.

Niños que se despiertan por la noche

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/09/2009 09:17

 

Los límites de la normalidad en los patrones de sueño de los niños son muy variables. A ellos no les causa inconveniente “dormir a tirones”, porque suelen compensarlo con otros periodos de sueño durante el día. Sólo cuando las horas totales de sueño diarias son escasas, los niños suelen estar irritables, comen peor… No hay un método infalible para acostumbrar al niño a dormir todo seguido. Algunos padres pasan al niño a su cama, porque le tranquiliza y le relaja. Otros, después de comprobar que el niño no tiene hambre o sed ni el pañal sucio, optan por no hacerle mucho caso, para que vaya perdiendo el hábito de reclamar atención. Otros optan por infusiones tranquilizantes o por medicamentos antihistamínicos que provocan sueño. Y otros confían en productos homeopáticos.

Dietas infantiles

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 04/08/2009 10:23

 

La obesidad infantil es la mayor epidemia de salud infantil en los países desarrollados. Y lo más grave es que no estamos siendo capaces de controlarla con los métodos tradicionales. No se trata sólo de un problema estético, la obesidad provoca un aumento de los casos de hipertensión y de riesgo cardiovascular entre la población adolescente. Casi todos los hospitales que establecen programas para atender a niños obesos, tienen experiencias parecidas: fracaso cerca al 90%. Hoy por hoy, el tratamiento de los niños obesos está condenado a no funcionar en la mayoría de los casos, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo especial en la prevención, desde los primeros meses de vida, fomentando la lactancia materna, limitando las comidas fuera de hora, los picoteos, las chucherías en cualquier momento, celebraciones muy frecuentes con comidas rápidas-hipercalóricas… y las horas excesivas de televisión.

¿Cuánta ropa le pongo?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 06/07/2009 14:26

 

El control de la temperatura es importante, sobre todo en prematuros y niños de bajo peso; algunos necesitan para un tiempo en una incubadora. Durante las primeras horas nos preocupa que se enfríen, y por eso les secamos inmediatamente tras el parto, les calentamos y les ponemos un gorrito. Los recién nacidos necesitar estar más abrigados porque tienen muy poca grasa bajo la piel y porque apenas se mueven. La cantidad de ropa depende sobre todo del calor ambiental, pero sólo en ambientes muy calurosos, dejamos a los recién nacidos en manga corta. Ten en cuenta que no siempre el verano es caluroso, que la temperatura varía a lo largo del día y que aún en zonas calurosas, algunas casas resultan frescas. Tomar la temperatura al recién nacido es una forma fácil de controlar el abrigo. Y recuerda que la ropa o el calor excesivo suelen provocar fiebre.

¿Cuándo salen los dientes?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/06/2009 13:06

 

Lo más frecuente es que los primeros dientes aparezcan alrededor de los 6 meses. El babeo es habitual a partir del segundo mes, y se debe al aumento de actividad de las glándulas salivares. Los bebés fabrican más saliva de la que degluten, y parte se escapa, pero no tiene relación con la salida de los dientes.

La lactancia y el deporte

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/06/2009 09:18

Icono de del.icio.us Icono de Digg Icono de Technorati Yahoo Icono de Meneame Icono de Wikio
 

Si tu parto ha sido normal, se recomienda hacer ejercicios suaves (sin presión abdominal) lo antes posible, para recuperar el tono muscular del periné. El fallo de esta musculatura provoca la caída de la vejiga, el útero o el recto, patología que llamamos prolapso. En cuanto a la l actancia, el ejercicio suave no plantea ninguna interferencia. Pero la actividad muscular intensa aumenta los niveles en la sangre de ácido láctico. Este ácido pasa a la leche y modifica su sabor y algunos pequeños la rechazan tras la práctica deportiva de su madre. Por eso, aconsejamos dar el pecho antes de hacer deporte, que además resulta más cómodo para ti porque lo descargas de leche. Los niveles de ácido láctico, disminuyen cuando cesa la actividad física, y en un par de horas apenas se notan cambios en el sabor de la leche.

Lactancia y anticoncepción

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 25/05/2009 10:23

 

La lactancia por sí sola no es un anticonceptivo seguro, como erróneamente tiende a creerse. Durante las primeras semanas, el preservativo es un método con algunas ventajas. Por un lado, evita totalmente las sustancias hormonales presentes en la píldora. Por otro, el lubricante de los preservativos ayuda a que la penetración no resulte molesta para aquellas madres lactantes con sequedad vaginal. Los dispositivos intrauterinos no se deben utilizar hasta que se recuperan las menstruaciones, y los anticonceptivos orales tampoco deben usarse hasta que la producción de leche esté bien instaurada, generalmente después del primer trimestre. Aún así, las pequeñas dosis de hormonas que contienen, pueden provocar cierta disminución en la producción de leche o modificaciones leves en el sabor.

Cerveza en la lactancia

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 19/05/2009 12:08

 

Uno de los errores más repetidos cuando una madre amamanta a su hijo es hacerle creer que el consumo de cerveza aumenta la producción de leche. Esto no es cierto. El aumento conseguido en la cantidad de leche es muy pequeño y acarrea el riesgo de eliminar alcohol a través del pecho. Si la madre consume cerveza porque le gusta, conviene que lo haga en cantidad moderada y preferentemente al terminar una tomar de pecho. Las infusiones de “sustancias especiales” para estimular la producción de leche son muy peligrosas para el niño.

El 'baby blues'

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 11/05/2009 16:29

 

Más del 60% de mujeres presentan tras el parto una situación que los expertos llaman “días azules” de la maternidad. El síntoma más característico es la ambivalencia emocional, y la intensidad es variable. Algunas madres simplemente se sienten “raras”, mientras que otras se pasan el día llorando. Suele aparecer después del tercer día del parto, y rara vez se prolonga más de 2 o 3 semanas. Por lo general, esta situación no requiere tratamiento con medicación, pero sí es necesario prestar apoyo afectivo. Las madres suelen tener un profundo sentimiento de infelicidad y de falta de comprensión, que puede alterar significativamente las relaciones madre-padre-bebé, o ser el origen de una verdadera depresión. El éxito en la lactancia ayuda a devolver la autoestima a las madres y la confianza para enfrentar su nueva vida con su hijo.

Trastornos en el tiroides

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/04/2009 10:47

 

Una madre con hipotiroidismo tiene un defecto de producción de hormonas tiroideas. El tratamiento con hormona tiroidea normaliza su situación permitiendo realizar una vida completamente normal. Aun en el caso de que déficit hormonal no estuviera corregido, no representa problema alguno para el lactante, ya que este es capaz de fabricar la que necesita para él.
En el hipertiroidismo existe una producción muy elevada. La excesiva hormona tiroidea pasa a través de la leche y provoca síntomas de hipertiroidismo en el lactante, a veces muy importantes. Para controlar el hipertiroidismo se emplean medicamentos antitiroideos. Estas sustancias pasan en pequeña cantidad a través de la leche, y dependiendo de la dosis puede actuar como antitiroideos también en el niño, provocándole un hipotiroidismo.
En cualquier caso, la decisión de interrumpir la lactancia solo se debe de tomar después de haber estudiado el origen de la enfermedad ya que, en muchos casos, se trata de situaciones transitorias y en otros, de poca intensidad, sí es posible seguir con ella.