El pediatra en casa

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

El pediatra

Mancha mongólica

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 12/07/2011 14:15

 

La mancha mongólica es de color azul o grisáceo y está localizada en la parte baja de la espalda. Puede aumentar de tamaño durante un tiempo, a veces hasta dos años, pero casi siempre acaba por desaparecer de forma espontánea, sin tratamiento. No sabemos con seguridad ni por qué aparece, ni por qué desaparece. Es mucho más frecuente en las razas orientales y en las que tienen la piel muy pigmentada, por lo que pensamos que se debe a un error en la migración de las células que dan color a la piel, los melanocitos.

Seguridad en el transporte público

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 05/07/2011 09:00

 

Según la normativa actual, la responsabilidad del transporte de los niños pequeños en los medios públicos depende de sus padres. Por el momento no es obligatorio para un taxista tener prevista esta circunstancia, por lo que sería responsabilidad vuestra llevar a la niña en la silla de seguridad y sujetarla al asiento con el cinturón, de la mejor manera posible. De todas maneras, tened en cuenta que el taxista podría negarse a llevar a un lactante sin las debidas garantías. En cuanto al autobús urbano, la normativa aconseja que los padres que lleven niños pequeños en brazos vayan sentados, aunque no queda claro quién debe velar por que esto se cumpla. Utilizar la mochila portabebé en el taxi o de pie en el autobús, puede resultar peligroso en caso de accidente.

Consulta el reportaje Los niños en carretera, siempre en su silla

El destete y la lactancia prolongada

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 28/06/2011 08:44

 

El destete es un periodo importante para los bebés que han tomado el pecho de forma prolongada. Los niños no sólo piden el pecho para tomar leche, sino también para sentirse a gusto, para estar cerca de su mamá, para tranquilizarse... Pero eso no es malo, y a muchas madres les gusta. Para algunos niños resulta difícil abandonarlo, porque representa la "separación" de su madre. Aunque no es lo habitual, algunos niños no lo dejan hasta los 2 o los 3 años. El momento debes elegirlo tú y hacerlo de forma gradual. Esto supone ofrecer el pecho sólo cuando tú quieras, y no cada vez que te lo pida el niño, y reducir poco a poco las tomas. Los métodos bruscos son menos recomendables, aunque a veces resultan más efectivos. Si el niño es muy exigente, puede resultar complicado hacerle entender que la madre ya no quiere continuar amamantándole.

Vitaminas extra

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 21/06/2011 08:50

 

Hace años era frecuente introducir zumo de fruta a cucharaditas desde los primeros meses. Ahora, siguiendo las recomendaciones de Organización Mundial de la Salud (OMS), preferimos que los lactantes tomen sólo pecho hasta el sexto mes. Es bastante probable que la introducción de otros alimentos diferentes de la leche materna favorezca la aparición de alergias. Hasta el momento, el único suplemento que recomendamos es la vitamina D3, para niños que toman poco sol.

No quiere mamar

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 14/06/2011 09:29

 

Con frecuencia hay niños que maman muy mal, piden tomas más a menudo y se retiran muy rápido. En ocasiones, le echamos la culpa a alimentos que toma la madre que cambian el sabor de la leche, a una disminución transitoria en la producción o a un problema con el "golpe de leche" –reflejo hormonal que exprime la mama facilitando la salida de la leche–. Pero lo cierto es que los niños maman muy mal durante unos días. Debes ofrecerle el pecho más a menudo, sin ponerte nerviosa, descansar, aumentar un poco la toma de líquidos y tener mucha paciencia durante unos días. También resulta útil colocar al niño junto al pecho, varias veces al día, sin intención de amamantar, por ejemplo, durante la siesta o por la noche, acariciándole e intentando que se "reconcilie" con el pecho.

Caquitas, ¿cuántas al día?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 07/06/2011 09:13

 

La normalidad en este tema es muy variable. Algunos niños hacen deposiciones cada vez que comen, seis o siete al día, mientras que otros tardan cuatro o cinco días. Es importante asegurarte de que el niño está tomando suficiente cantidad de leche y confirmar que la ganancia de peso es adecuada.

¿Sienten dolor los recién nacidos?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 31/05/2011 09:18

 

Sí. Lo bebés sienten dolor por los mismos estímulos que lo provocan en los niños más mayores. Incluso, se estima que los prematuros pueden tener una respuesta mucho mayor. Sin embargo, la atención al dolor del recién depende de cada hospital. Lo mejor es limitar las actuaciones agresivas que puedan producir dolor a lo mínimo imprescindible. No están aún bien evaluado el riesgo de dar medicamentos analgésicos a los recién nacidos enfermos, por lo que no existe un programa de tratamiento rutinario.

Fimosis, ¿cuándo operar?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 24/05/2011 09:10

 

La fimosis es normal durante los dos primeros años de vida. En este tiempo no se debe forzar la piel del prepucio, porque se pueden hacer fisuras que al cicatrizar estrechen aún más el anillo de la piel. A partir de los 2 años es buen momento para iniciar estiramientos en la piel y en los casos importantes, hacer un tratamiento con pomadas antiinflamatorias durante uno o dos meses. Sólo se deben operar los casos que no responden a otros tratamientos y que tienen infecciones repetidas de la zona (balanitis), a partir de los cuatro o cinco años. En el resto de los casos –que son muy pocos–, se puede esperar hasta la pubertad.

Control de los esfínteres anales

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 17/05/2011 09:34

 

El control del esfínter anal es un momento crítico para los niños. Es frecuente que cuanto más interés ponga la madre para que el niño abandone el pañal, más difícil le resulte conseguirlo. Los niños desarrollan un rechazo a defecar sin el pañal y en algunos casos un estreñimiento importante. El tratamiento no es sencillo, porque incluye al hijo y a la madre. Hay que comenzar descartando problemas urológicos o intestinales, y luego tratar el estreñimiento que suele existir casi siempre. El rechazo a defecar hace que el niño se reprima cuando siente ganas de hacer deposición, y que alargue al máximo el tiempo entre deposiciones, que acaban siendo duras, dolorosas y generalmente con sangre. El dolor de la defecación termina siendo parte importante del rechazo. Sólo cuando está superado el estreñimiento se debe trabajar el rechazo al váter.

Destete forzoso

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 10/05/2011 09:10

 

Es frecuente que cuando se acerca el momento de tu vuelta al trabajo trates de acostumbrar a tu pequeño al biberón. En muchos casos, los bebés rechazan el biberón y tú puedes sentirte triste por tener que dejar de darle el pecho. No te sientas así porque tu hijo te está diciendo que tú le gustas más que las tetinas de silicona, y esto debe alegrarte, no entristecerte. Por otro lado, tú eres la persona menos indicada para darle estos biberones, porque el niño siente la presencia de tu pecho y reclama su "derecho". A casi todas las madres en estas circunstancias les cuesta dejar solucionado este problema antes de volver al trabajo y adelantan aún más la introducción del biberón. Yo siempre recomiendo a estas madres mantener la lactancia al pecho hasta el último momento y dejar que le ofrezca el biberón sustitutorio del pecho a la persona que queda al cuidado del pequeño. Como el bebé no siente cerca el pecho de su madre cerca de él, resulta más fácil que acepte el biberón.

Consulta el reportaje El destete ¿cómo y cuándo?