Trucos para aliviar las molestias de la salida de los dientes

Mejora los síntomas

La salida de los dientes, especialmente las muelas de los 15 meses, pueden molestar, irritar y alterar la conducta de los bebés. Si es el caso de tu pequeño, estos trucos le aportarán alivio.

 
Trucos para aliviar la salida de los dientes

Los síntomas asociados a la salida de los dientes varía mucho de un niño a otro. Algunos apenas se enteran, otros pueden tener malestar general, alteraciones del apetito y del sueño y hasta décimas de fiebre, diarrea y propensión a sufrir catarro. Este cuadro se puede presentar con los primeros dientes que salen en torno a los 6 meses y repetirse o incluso intensificarse con las muelas de los 13-19 meses que, por su gran tamaño, tardan más en salir que los incisivos. Antes de correr al pediatra para que te ofrezca una medicina, prueba con estos trucos.

Trucos caseros 

  • Masajes. Córtate la uña del dedo índice y lávate las manos. Frota suavemente la parte de la encía inflamada con la punta de tu dedo mojado en agua. Este pequeño masaje suele aliviarle y lo puedes repetir siempre que le notes irritado.
  • Mordedor enfriado. El frío es un anestésico natural que gustará mucho a tu bebé. Mete el mordedor en la parte más fría de la nevera -nunca en el congelador- y ofréceselo. Él sabrá cómo usarlo.
  • Agua fría. Sírvela de la nevera pero sin hielo y dásela a beber en un biberón o vaso.
  • Un trozo de zanahoria cruda o de manzana para que la chupe y mordisquee.

A partir del año

  • Zumo de manzana frío. Esta bebida fresca y dulce le resultará agradable.
  • Un polo de fruta, mejor si está hecho en casa.
  • Un trozo de plátano congelado. Envuélvelo en un paño limpio y ofréceselo para que lo chupe
  • Evita  las galletas de dentición si ya tiene dientes. Su alto contenido en azúcar y su larga presencia en su boca podrían provocar caries en esos dientes recién salidos.
  • No le des trozos de zanahoria cruda. Los podría morder y atragantarse.

Te lo dará tu pediatra

  • Anestésico bucal tópico. Alivia las molestias durante una media hora. Si tu bebé tiene problemas para conciliar el sueño, le ayudará. Tu médico te recomendará no usarlo más de 4 veces al día.
  • Ibuprofeno o paracetamol. Si el dolor afecta al apetito y el sueño, posiblemente tu pediatra te indicará darle unas gotas con alguno de estos compuestos.
 

Victoria Gómez