Limpiar el chupete del bebé con tu saliva podría beneficiar su salud

Evita el desarrollo de alergias y asma

Mucho se debate sobre la necesidad de esterilizar biberones y chupetes y los métodos más adecuados para hacerlo. Una investigación estadounidense apunta que hacerlo con saliva de los padres podría proteger el sistema inmune y evita el desarrollo de alergias y asma. 

 
Madre y bebé con chupete

Proteger la salud de tu pequeño y mantenerle a salvo de todos los virus y bacterias que circulan por el ambiente es una de tus principales preocupaciones. Por eso te preocupa tanto que sus chupetes y biberones estén perfectamente esterilizados cada vez que se los ofreces. 

La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda esterilizar las tetinas hasta que el bebé cumpla seis meses y limpiarlos con agua y jabón a partir de entonces. Pero, ¿qué pasa cuando se nos cae el chupete al suelo en plena calle y no tenemos forma de limpiarlo? Lo más probable es que recurras al gesto instintivo de meterlo en la boca y limpiarlo con tu saliva; un gesto criticado por muchos al considerar que podríamos estar transmitiendo virus y bacterias presentes en nuestra boca a la de nuestros hijos. 

Un reciente estudio realizado por el Henry Ford Health System de Detroit y publicado por la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología señala que es no solo no es malo para la salud, sino que podría ser bueno, previniendo las alergias y el asma. El estudio contó con 128 madres, 30 de ellas limpiaron los chupetes hirviéndolos, 53 con agua y jabón y nueve lo chuparon. Estos últimos bebés tenían un nivel más bajo de anticuerpos relacionados con el desarrollo de ciertas alergias y asma porque sus padres estaban transmitiéndoles bacterias saludables de su saliva que reforzarían su sistema inmunológico.

Los resultados vienen a confirmar los datos de otro estudio elaborado en Suecia en 2013 que aseguraba que los microbios a los que se expone al bebé en una edad temprana tienen efecto en su sistema inmune futuro, algo que también concuerda con los postulados de la teoría higienista sobre el aumento de las alergias. 

No obstante, los autores del estudio piden que se sea cauto y se mantenga la esterilización tradicional pues aún es necesario investigar más al respecto para prescindir de ella. 

 

Paula Bermejo