Menú semanal para perder 3 kilos en 15 días

De forma sana y equilibrada

Hipocalórica, equilibrada y de poca duración. Así es esta dieta. En 15 días te permitirá perder unos 3 kilos de forma sencilla y sin carencias. Que esa pérdida se mantenga dependerá de ti.

Ensalada

En qué consiste la dieta

Un menú para cada día de la semana y una pérdida de unos 2 kilos al terminarla. Es lo que te promete esta dieta. Si la repites a la semana siguiente, añadirás al menos otro kilo a los ya perdidos. Incluso algo más, si tienes bastante sobrepeso. 

Ventajas

A lo largo de la semana, te alimentarás con todos los grupos de nutrientes. Si no se indica lo contrario, no hay límites en la cantidad de los alimentos que podrás tomar. Perderás peso deprisa.

Inconvenientes

Esta dieta no acepta variación en su composición. No tiene etapa de transición y no asegura el peso perdido. Vigila tu alimentación para no volver a engordar tan deprisa como adelgazaste. Es posible que te resulte algo escasa, sobre todo si estás acostumbrada a comer muchos hidratos de carbono (pasta, arroz, patatas, legumbres…)

Advertencia

Para que esta dieta sea efectiva, es importante reducir el aceite a su mínima expresión en todos los aliñados, ensaladas incluidas.

Lunes

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con queso de Burgos desnatado.

Almuerzo: 2 huevos duros, espinacas cocidas o acelgas.

Cena: filete con ensalada de tomate y lechuga.

Martes

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con un yogur desnatado.

Almuerzo: un filete con ensalada de tomate y lechuga y una pieza de fruta.

Cena: jamón de York.

Miércoles

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con queso de Burgos desnatado.

Almuerzo: judías verdes con tomate crudo o salsa de tomate si se toman calientes y 2 huevos duros.

Cena: jamón de York y ensalada de tomate y lechuga. 

A media mañana o tarde: una infusión, té o café con leche desnatada con sacarina.

Jueves

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con una lonchita de pavo.

Almuerzo: zanahoria cruda rallada y aliñada con sal, limón, 1 huevo picado y trozos de queso gruyere.

Cena: ensalada de fruta natural con un yogur desnatado.

A media mañana o tarde: una infusión, té o café con leche desnatada con sacarina

Viernes

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con un yogur desnatado.

Almuerzo: pescado a la plancha, horno o microondas con tomate.

Cena: zanahorias ralladas con sal y zumo de limón con 1 huevo duro.

Sábado

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con queso de Burgos desnatado.

Almuerzo: pollo asado sin piel.

Cena: judías verdes con Jamón de York.

Domingo

Desayuno: café con leche desnatado o té, una tostada de pan integral o biscote con quesito desnatado.

Almuerzo: filete con ensalada.

Cena: lo que tú desees.

A media mañana o tarde: una infusión, té o café con leche desnatada con sacarina.

Magda Campos