La dieta de los 17 días para perder 4 a 5 kilos sin pasar hambre

Rápida y equilibrada

Su inventor, el californiano especialista en medicina familiar Dr. Michael Rafael Moreno, promete una pérdida de peso de 4 a 5 kilos en los primeros 17 días sin pasar hambre y con una dieta equilibrada. 

Dieta con ensalada

En qué consiste la dieta de los 17 días

¿Te amargan esos 5 o 6 kilitos que te sobran para tener la silueta que deseas? Aquí tienes la dieta que te hace falta. Su ventaja: la rapidez en la pérdida de peso en un contexto de dieta sana. Eso sí, no escaparás a tener que prescindir de los alimentos más calóricos en, al menos, 17 días. Además, tendrás que hacer ejercicio moderado, como andar durante 17 minutos al día.

Incluso si tienes que perder más peso, esta es también tu dieta ideal, porque consta de 4 ciclos, de 17 días cada uno, que se sucederán si deseas perder más kilos de esos 5 o 6 iniciales. En caso de conseguir el peso-meta en el primer ciclo, pasas directamente al 4º.

  1. Acelerar. El ciclo de la pérdida de peso. 
  2. Activar. Aún te quedan algunos kilos de más. Pasas a este ciclo en el que aumentan los alimentos permitidos.
  3. Lograr. Seguirás perdiendo pero de forma más lenta, con más alimentos.
  4. Llegar. Es la fase de consolidación que busca un cambio en tus hábitos de alimentación.

Ciclo 1. Acelerar

Es la fase de adelgazamiento mediante la movilización de los depósitos de grasa y la eliminación de agua y toxinas del sistema. Podrás comer lo que quieras de pollo, pavo, huevos y pescado así como verduras. Bajo estricto control, los hidratos de carbono y grasas. En esta fase perderás entre 4 y 5 kilos. Si ese es tu objetivo, y lo logras en estos 17 días, pasarás a la fase 4.

Los alimentos del ciclo 'Acelerar'

1. Proteínas magras. Aportan energía, cortan el hambre y estimulan la pérdida de grasa. Podrás elegir entre:

 - Pescado. Salmón fresco o en lata, lenguado, acedía, barbo y atún en lata al natural. Se desaconsejan los pescados grandes como el pez espada, la caballa grande o el atún blanco porque contienen metales como el metilmercurio. También se desaconsejan los pescados de piscifactoría porque podrían haber recibido antibióticos.

 - Aves. Pechuga de pollo o de pavo, carne de pavo picada sin grasa,

 - Huevos. Una ración de 2 huevos enteros o 4 claras.

2. Verduras depurativas. Ayudan a desintoxicar el hígado, los intestinos y la sangre y aportan fibra, antioxidantes, minerales y vitaminas. En esta fase se permite la coliflor, el repollo, el brócoli, las coles de Bruselas, los espárragos, las espinacas, la cebolla, la alcachofa, los pimientos, el apio, el pepino, la berenjena, el ajo, las judías verdes, la col, los puerros, las zanahoria, la lechuga, los champiñones, el perejil, los tomates o los berros.

3. Frutas bajas en azúcar. Se toman dos piezas al día, son fuente de fibra y ayudan a que te sientas llena. De momento puedes tomar manzana, frutas del bosque, pomelos, naranjas, melocotones, peras, ciruelas, higos chumbos y uvas rojas.

4. Alimentos probióticos. Toma dos raciones al día. Equilibran el sistema digestivo y ayudan a combatir la obesidad. Son muy necesarios si estás bajo estrés, has tomado antibióticos o tomado alimentos que llevan muchos conservantes. Tómalos en forma de yogur desnatado y sin azúcar, kefir o leche acidófila desnatada.

5. Grasas saludables. Se toma de 1 a 2 cucharadas soperas al día en forma de aceite de pescado, aceite de oliva, aceite de linaza.

6. Condimentos. Puedes tomar con moderación la salsa de soja light, ketchup bajo en hidratos de carbono, nata agria desnatada, caldo bajo en grasa y sodio, mermeladas y compotas sin azúcar, aceite vegetal en spray para cocinar, sal, pimienta, vinagre, mostaza, hierbas aromáticas y especies. Endulza con sacarina.

7. Bebidas. El agua ayuda a metabolizar las grasas y eliminar toxinas. Además, beber mucho es la mejor forma de evitar la retención de líquidos. Tendrás que beber unos 8 vasos de agua al día. Otra bebida muy recomendada es el té verde. Contiene sustancias químicas llamadas catequinas que ayudan a quemar las grasas. También puedes tomar café, un estimulante del metabolismo, pero no te pases de 1 a 2 tazas al día.

Ejemplo de menú del ciclo Acelerar

Desayuno: 2 huevos o 4 claras cocinadas sin aceite, un yogur probiótico, 1 pieza de fruta, 1 taza de té verde.

Comida: cantidades generosas de proteínas en forma de pescado, ave o huevo y cantidades ilimitadas de verduras depurativas. 1 taza de té verde.

Cena: cantidades generosas de proteínas en forma de pescado o ave. Cantidades ilimitadas de verduras depurativas. 1 taza de té verde.

Tentempiés: la segunda pieza de fruta, la segunda ración de probióticos.

Extras: una ración de 1 a 2 cucharadas soperas de grasas saludables.

Bebidas: al despertar, un gran vaso de agua. Puedes tomarlo con medio limón exprimido. Los otros 7 vasos de agua repartidos a lo largo del día.

Actividad física: 17 minutos por la mañana y la tarde de ejercicio aeróbico: correr, andar rápido, bicicleta y todo lo que haga que tu corazón bombee sangre.

 

Ciclo 2. Activar

Si aún te quedan kilos por perder después del primer ciclo, entras en el segundo. En caso contrario, ve directamente al ciclo 4.

Esta fase corrige la tendencia del cuerpo a detener la pérdida de peso cuando se prolonga una dieta. Consiste en alternar un día de dieta "Acelerar" (con pocas calorías) con uno de "Activar" (con más calorías) durante otros 17 días.  Con el ciclo 2 eliminas grasa corporal al limitar los hidratos de carbono e impulsar el metabolismo con días de más y menos calorías.Si con esta fase 2 logras llegar a tu peso meta, sáltate la 3 y pasa directamente a la última, la 4: "Lograr". 

Los alimentos del ciclo 'Activar'

1. Proteínas. Ya puedes comer mariscos y cortes magros de vacuno, solomillo de cerdo, pierna de cordero, chuletas de ternera, cerdo y vaca siempre eliminando la piel y la grasa. Podrás tomar no más de 2 huevos al día sin pasarte de 4 yemas a la semana si tienes tendencia a tener el colesterol alto.

2. Féculas y almidones naturales. Puedes comer media taza de arroz integral o basmati, salvado de avena, sémola de trigo o de maíz, cuscús o quinoa. También puedes tomar la misma cantidad de judías negras o pintas, judiones, garbanzos, alubias rojas o blancas, lentejas y guisantes frescos o secos. Las verduras ricas en almidones como el maíz, la patata, la batata, el boniato, la calabaza son permitidas sin pasarse de una taza.

3. Verduras depurativas. Las mismas que las del ciclo anterior.

4. Frutas bajas en azúcar. Las mismas que en el ciclo anterior.

5. Grasas saludables. Igual que en el ciclo anterior.

6. Bebidas. Té verde y 8 vasos de agua al día.

Ejemplo de menú del ciclo 'Activar'

Desayuno: media taza de cereales integrales o 2 huevos o 4 claras sin aceite, 1 pieza de fruta y 1 taza de té verde.

Comida: proteínas permitidas en cantidades generosas, una ración de almidones naturales y 1 taza de té verde.

Cena: proteínas permitidas en cantidades generosas, cantidades ilimitadas de verduras depurativas, 1 taza de té verde.

Tentempiés: la segunda pieza de fruta o la segunda ración de probióticos.

Extras: una ración de 1 a 2 cucharadas soperas de grasas saludables.

Bebidas: al despertar, un gran vaso de agua. Puedes tomarlo con medio limón exprimido. La meta es beber otros 7 vasos de agua repartidos a lo largo del día.

Actividad física: haz ejercicio aeróbico (correr, andar rápido, bicicleta, etc.) 17 minutos, como mínimo, todos los días. 

Ciclo 3. Lograr

Llevas una dieta de 34 días y habrás perdido entre 5 y 7 kilos, quizás alguno más dependiendo de los que te sobraban. En esta fase, vuelve la pasta aunque los alimentos estrella siguen siendo las proteínas (tomadas de forma más moderada por la llegada de nuevos alimentos) y las verduras sin almidón. Ya puedes beber un poco de alcohol pero con medida. El objetivo de esta fase es ayudarte a lograr buenos hábitos alimenticios para toda la vida: controlar las raciones, comer a horas regulares e incluir alimentos saludables. Perderás peso de forma más lenta, a menos que aumentes el ejercicio aeróbico (de 45 a 60 minutos casi todos los días de la semana), no tomar hidratos de carbono en la cena y no tomar alcohol. Si aún te queda peso por perder al finalizar este ciclo, vuelve al ciclo “Acelerar”. Si no, pasa al último ciclo “Llegar”.

Los alimentos del ciclo 'Lograr'

1. Proteínas. Todas las que tomabas más salchichas o fiambres de pavo y bacon de pavo de forma moderada, ya que comerás más hidratos de carbono.

2. Féculas y almidones naturales. De la media taza del ciclo anterior se pasa a una taza. Además, puedes comer una rebanada de pan integral. Los menús contemplan también la pasta integral.

3. Verduras y frutas. A la fruta ya permitida se añade albaricoques, plátanos, cerezas, peras, higos, mangos, 2 rodajas de piña, granadas, kiwis y mandarinas en una cantidad no superior a 2 piezas diarias o 2 tazas si la fruta es pequeña.

4. Probióticos. A los lácteos ya permitidos se añade el queso bajo en calorías (60 g), la leche semidesnatada y desnatada, leche de arroz, almendra o soja sin azúcar en una cantidad no superior a una taza.

Ejemplo de menú del ciclo 'Lograr'

Desayuno: 1/2 taza de cereales integrales o una rebanada de pan integral, 2 huevos o 4 claras de huevo cocinados sin aceite o 1 ración de probióticos, 1 ración de fruta. Té verde.

Comida: 1 porción moderada de proteínas (carne o pescado, marisco o huevos) o bien verduras con 1 ración de probióticos, lácteos o sustitución de lácteos. Cantidades ilimitadas de verduras y 1 ración de almidones naturales (una rebanada de pan integral, una taza de arroz o pasta integral, una patata hervida, una taza de legumbres, etc.). Té verde.

Cena: 1 porción moderada de proteínas (carne o pescado, marisco o huevos) y una cantidad ilimitada de verduras. Té verde.

Tentempiés: la segunda pieza de fruta o la segunda ración de probióticos (un yogur o 60 gr de queso desnatado, por ejemplo)

Extras: 1 a 2 cucharadas soperas de grasas saludables (aceite de oliva o de linaza) a utilizar para cocinar.

Actividad física: casi todos los días, entre 45 minutos y una hora de ejercicio aeróbico: correr, andar rápido, bicicleta, etc.

Ciclo 4. Llegar

Has llegado a tu peso ideal. Ahora, se trata de mantenerte en él. Y ya lo sabes, si no cambias de hábitos, los kilos que te costó tanto perder volverán. Durante 17 días, vas a aprender a comer para no volver a engordar. Para ello, la dieta de los 17 días contempla disfrutar de no más de 3 “comidas favoritas” cada fin de semana. El resto de los días y como norma, sigue comiendo “bien”.

  • Desayuna como lo vienes haciendo en cualquiera de los ciclos anteriores.
  • Limita el alcohol al fin de semana y no te pases de 1 a 2 copas al día (no más de una copa de vino, 350 ml de cerveza o 45 ml de bebida fuerte).
  • No te pases de 3 “comidas favoritas” a la semana.
  • Grasas bajo mínimos. Destierra para siempre los fritos y no uses más de 2 cucharadas soperas de aceite al día. Toma quesos y leche desnatados, salsas light, etc. Olvídate de los embutidos, mantequilla y natas. Prefiere las hierbas aromáticas, zumo de limón, vinagre o especies para condimentar.
  • Azúcar bajo control. Endulza con sacarina, toma bebidas sin azúcar, prefiere la fruta a los dulces y pastelería.
  • Haz ejercicio tanto los fines de semana como los demás días.
  • Pésate a menudo y en cuanto engordes 2 kilos, vuelve al ciclo “Acelerar”.

Más información en el libro "La dieta de los 17 días",  del Dr. Mike Moreno. Editorial Aguilar.

Magda Campos