El control del peso del bebé

A qué ritmo, hasta cuándo

Cuando nazca tu bebé, su peso será uno de los datos que más te interese conocer. Durante el primer mes, el pediatra seguirá de cerca su evolución para comprobar que su alimentación es la correcta. Lo seguirá controlando junto a su talla en cada revisión. 

 

Durante los primeros días de vida

Durante los primeros días de vida, todos los bebéspierden algo de peso –entre un 7 y un 10%–. Por eso, y también para confirmar que el pecho empieza a funcionar correctamente, durante vuestra estancia en la maternidad le pesarán todos los días. Al volver a casa podrás hacerlo una vez a la semana en la farmacia hasta que cumpla su primer mes, aunque algunos especialistas recomiendan no obsesionarse con la báscula ya que hay otros inicios para saber si come lo suficiente. A los 15 días, habrá recuperado su peso de nacimiento y empezará a ganar gramos a buen ritmo.

¿Qué es la doble pesada?

Consiste en pesar al bebé dos veces: una antes de la toma de pecho y otra inmediatamente después, con el fin de conocer de forma aproximada la cantidad de leche que ha tomado. Se practica en algunos hospitales, especialmente en bebés con problemas de peso o con dificultades para alimentarse. Se debe hacer con balanzas muy precisas y procurando que el bebé lleve siempre la misma ropa. Sin embargo, los especialistas advierten de que la doble pesada carece de utilidad si se realiza un día de manera puntual, ya que la producción diaria de leche no siempre se corresponde con la producción en un momento concreto. Por eso, de hacerse, deben contemplarse los datos obtenidos durante varios días.

Cómo engordan los bebés

El esquema de ganancia de peso de un bebé sano suele coincidir con el que sigue:

  • De 750 a 900 g mensuales en los tres primeros meses.
  • Alrededor de 600 g mensuales hasta los 6 meses.
  • 450 g mensuales desde los 6 hasta los 12 meses.

Ganará peso a su ritmo

Aún así, debes saber que los bebés ganan peso de forma bastante irregular. Por esta razón, es aconsejable que no te obsesiones. Pasados sus primeros 30 días, el pediatra le pesará una vez al mes hasta que cumpla 3 o 4 meses. A partir de entonces, si no hay ningún problema, a los 6, a los 9 y a los 12 meses, siempre coincidiendo con las revisiones pediátricas.

El ritmo de ganancia tampoco será el mismo dependiendo de si le das el pecho o has optado por el biberón. Los bebés alimentados con leche artificial engordan más deprisa que los que lo hacen con lactancia materna aunque hoy en día se considera mucho más fisiológico el patrón de crecimiento del niño lactado al pecho.

 

Gema Martín