El color de la lengua de los bebés

¿Qué son esas manchas?

Los cambios de color en la lengua de tu hijo podrían avisarte de que algo no va bien. Sin embargo, suelen ser trastornos leves y que, en muchos casos, no requieren tratamiento.

 
Color lengua

El tono rojo pálido o sonrosado que normalmente tiene la lengua puede palidecerse o agudizarse en algunas ocasiones. Te ayudamos a determinar qué esconde ese cambio de coloración.

Más blanca…
“Tiene el estómago sucio.” En más de una ocasión tendrás que escuchar este “diagnóstico” erróneo que no es más que una creencia popular que ha ido sobreviviendo al paso del tiempo. En ocasiones, en la superficie de la lengua se acumulan restos de saliva que muestran un aspecto blanquecino pero sin ningún valor patológico. Raramente, la lengua con este aspecto y sin otros síntomas o lesiones en la cavidad bucal es un indicador de que el niño presenta una enfermedad.

  • La gastroenteritis. En los episodios de gastroenteritis se produce una pérdida de líquidos que da paso a la temida deshidratación. En estos casos, además de la sequedad bucal, la superficie de la lengua toma un aspecto más blanquecino como consecuencia del resecamiento de las secreciones salivares.
  • El muget es otro de los responsables por los que la lengua de tu hijo –generalmente en su etapa de lactante– puede volverse más blanca, en este caso, en forma de manchas. Se trata de una infección producida por un tipo de hongo, llamado candida albicans, que se “instala” con frecuencia en la cavidad bucal, afectando la zona interna de los labios y de los carrillos y, en ocasiones, al paladar y la lengua. Por su aspecto parecen restos de leche pero, al intentar eliminarlos, comprobarás que están adheridas y no se despegan. No te alarmes porque es una infección de escasa o nula gravedad y generalmente no produce síntomas aunque puede originar cierto rechazo del alimento. Suele desaparecer de forma espontánea, pero es recomendable un tratamiento antifúngico para acelerar este proceso.

…o más roja

  • La lengua geográfica es otros trastorno benigno. Recibe este nombre por la aparición en la lengua de manchas de forma irregular –pueden ser redondeadas, alargadas o lineales–, como si fuera un mapa. No se conoce su causa específica, aunque las alergias o la deficiencia de vitaminas del grupo B podrían estar relacionadas. No debes preocuparte porque es asintomática, no resulta molesta para el niño ni requiere tratamiento.
  • Las Aftas provocan una inflamación de las glándulas salivares que contiene la lengua y que se manifiesta con un enrojecimiento de los bordes o el dorso de la misma. Sus causas pueden variar desde las deficiencias en la alimentación –especialmente hierro, ácido fólico o vitamina B12– hasta las infecciones virales, su origen más frecuente. Aunque su tratamiento depende de la causa, suelen desaparecer de forma espontánea.

Culpa del medicamento

Si observas un cambio de color en la lengua de tu hijo, es posible que se deba a la acción de algún medicamento. Algunos fármacos pueden teñirla, como lo hacen los caramelos o los alimentos con colorante. Por ejemplo, los medicamentos con hierro pueden darle un tono negruzco sin que esto indique ningún problema.

Asesoramiento: Josep Marès Bermúdez, pediatra del Institut Pediátric Marès-Riera, en Blanes, Gerona.

Ana Vallejo