6 medidas para terminar con las regurgitaciones en bebés

Acaba con la expulsión de leche tras la toma

Las regurgitaciones son muy habituales en los bebés, tanto si se alimentan al pecho como si toman biberón. Se pueden evitar o controlar con unas medidas muy sencillas y efectivas.

 
bebé tomando biberon

Las regurgitaciones son muy frecuentes, el 40 % de los bebés regurgitan al menos una vez al día. Los que más las padecen son los que toman biberón, ya que los alimentados al pecho comen menos cantidad y tragan menos aire.

Las regurgitaciones no son graves y se deben a la inmadurez del cardias, la válvula que cierra el paso del alimento hacia la boca. Toma nota de cómo evitarlas:

1. Procura alimentarle antes de que tenga mucha hambre y trague con ansia.

2. Vigila que el tamaño de la tetina y el flujo de leche sean los correctos.

3. No le des grandes cantidades de leche en cada toma. Es preferible que su estómago no se llene en exceso.

4. Haz pausas y procura que eructe con suaves golpecitos en la espalda.

5. Después de comer, dale  tiempo para que eche el aire tranquilamente, no le muevas bruscamente y acuéstale con la cabeza más alta que los pies. Pon un pequeño cojín debajo del colchón.

6. Nunca le des fórmulas espesantes sin el visto bueno de su pediatra.

 

Ana Vallejo