10 preguntas sobre la meningitis B y su vacuna

Una patología peligrosa

La meningitis B es una enfermedad que afecta a 1 de cada 100.000 personas. Su gravedad, su tasa de mortalidad y las secuelas que puede dejar en los pacientes ha hecho que la vacuna que la combate, pese a no estar incluida en el calendario vacunal financiado, se recomiende en las consultas de Pediatría. Aclaramos las dudas más frecuentes sobre esta patología.

 
Meningitis B

Corría el año 2013 cuando el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) aprobaba el uso hospitalario de Bexsero, la vacuna desarrollada por los laboratorios GSK para combatir la meningitis B tras años de investigación. En septiembre de 2015 se autorizaba su venta libre en farmacias, que arrancó en octubre. Desde su aprobación ya para uso hospitalario y en pacientes de riesgo, la Asociación Española de Pediatría (AEP) y otras organizaciones médicas insistieron en la conveniencia de suministrar esta inmunización a toda la población infantil y arrancaban unos meses de confusión para los padres, al encontrarse con la recomendación de administrar una vacuna no financiada en el calendario vacunal y desabastecimiento en las farmacias. Las dosis llegan a cuentagotas (en marzo de 2017 se han puesto a la venta 230.000), pero la situación epidemiológica permite que podamos mantener la tranquilidad y esperar a que haya disponibles.

Con el objetivo de aclarar temas en torno a la vacuna y la enfermedad que previene, respondemos a las 10 preguntas más frecuentes de los padres.

1. ¿Qué es el meningococo C?

Es un microbio, concretamente una bacteria, que causa infecciones poco frecuentes pero que pueden ser graves y causar  meningitis – infección de las meninges, una cubierta membranosa que rodea y protege el cerebro y la médula espinal–, sepsis –infección generalizada de la sangre– graves secuelas, como sordera o amputaciones de miembros a causa de la sepsis, y el fallecimiento del paciente en un 10% de los casos.

 Los meningococos más frecuentes en España han sido el B y el C, pero el C ha logrado controlarse gracias al empleo sistemático de la vacuna que lo combate, y que está incluida en el calendario vacunal entre las inmunizaciones financiadas de forma gratuita.

Todos los tipos de meningitis bacterianas pueden tratarse con antibióticos. El problema de la meningitis B es que avanza tan deprisa que muchas veces el tratamiento no actúa a tiempo de evitar secuelas graves.

2. ¿Cómo se contagia la meningitis?

Por contacto con fluidos de una persona enferma: si tose, estornuda, te besa, compartes vasos o cubiertos… Por eso es importante que ante la sospecha de infección te tapes la boca al toser o estornudar y extremes la higiene de las manos.

3. ¿Qué pacientes son los más afectados?

La meningitis B no es una enfermedad frecuente en España. Afecta a 0,77 de cada 100.000 personas al año, siendo los niños menores de 5 años y los mayores de 70 los pacientes más afectados. Las tasas más altas corresponden a los menores de 5 años (13 casos por 100.000 para los menores de un año y 4,3 en el grupo de 1 a 4 años). En 2011 se registraron 304 casos y entre septiembre de 2016 y febrero de 2017, el Instituto de Salud Carlos III registró 48.

Esta baja incidencia es la razón esgrimida desde el Ministerio de Sanidad para justificar la no financiación de la vacuna; un argumento que pierde la razón si consideramos que el 10% de los diagnosticados fallece y entre un 20 y un 30% padecen secuelas permanentes.

4. ¿Cuáles son sus síntomas?

- Malestar general y decaimiento.
- Fiebre que no mejora con antitérmicos.
- Vómitos.
- Dolor de cabeza persistente.
- Rigidez de cuello y dificultad para doblarlo.

5. ¿Qué efectos tiene sobre la salud del contagiado?

Depende del grado de extensión de la bacteria. Si el tratamiento antibiótico funciona, el paciente puede mejorar y curarse. Si la bacteria se extiende puede darse una sepsis generalizada que requiera amputar algún miembro o llegue a causar la muerte. La sordera, la hidrocefalia o la insuficiente renal son otras de sus posibles secuelas.

6. ¿Qué vacuna previene su contagio?

Bexsero, una vacuna desarrollada por GSK y que protege contra tres de las cuatro variantes del meningococo con una eficacia del 90%.

7. ¿Cuándo se administra?

La pauta de vacunación dependerá de la edad que tenga tu hijo cuando la iniciéis:
- Para bebés de dos a seis meses. Se recomiendan 4 dosis a los 3, 5, 7 y 13 meses, para que no coincida con las pautadas en el calendario financiado a los 2, 4 y 6 meses.
- Para bebés entre los 6 y los 23 meses. Se administran 3 dosis separadas entre sí al menos dos meses. La tercera será una dosis de recuerdo al cumplir los 23 meses siempre que hayan pasado dos meses desde la anterior.
- Para niños a partir de los dos años. Dos dosis separadas entre ellas dos meses.

8. ¿Cuánto cuesta y dónde se compra?

El precio de cada dosis supera los 100 euros, unos 105 para ser exactos. La venta libre del medicamento en farmacias desde septiembre de 2015 hace que sea este el lugar donde puede comprarse. La explosión de la demanda generó rápidamente un desabastecimiento de dosis que aún padecemos y que hace que los padres tengan que anotarse en largas listas de espera en sus farmacias, que van avisando a medida que reciben dosis. España ha consumido el 17% de todas las vacunas producidas por GSK, lo que nos convierte en el país más inmunizado del mundo. Se estima que unas 400.000 personas se habían vacunado a finales de 2016.

9. ¿Qué efectos secundarios tiene?

Los mismos que otras vacunas: enrojecimiento y picor en la zona del pinchazo, irritabilidad y fiebre.

10. ¿Por qué los pediatras la recomiendan pero el Sistema Nacional de Salud no la financia?

Es la gran paradoja no sólo al hablar de esta vacuna, sino de otras inmunizaciones igualmente recomendadas por los profesionales de la salud pero no subvencionadas por el Estado.

Los argumentos esgrimidos desde el Ministerio de Sanidad son fundamentalmente dos. El primero, al tratarse de un fármaco de reciente aprobación se desconocen sus efectos adversos y las posibles interacciones con otras vacunas suministradas a los niños. La segunda, que la situación epidemiológica de nuestro país y la baja incidencia de la meningitis B hace que no sea un problema de salud pública.

Mientras, desde la Asociación Española de Pediatría se sigue recomendando su administración porque, pese a ser una enfermedad infrecuente, tiene complicaciones graves y evitables y porque en los estudios previos realizados con ella no se han descrito efectos adversos destacables. Y pese a esta insistencia en que vacunemos a nuestros hijos, tanto desde la AEP como desde las consultas de Pediatría se insiste en enviar un mensaje de calma a los padres, preocupados porque ven pasar los meses sin que sus hijos sean vacunados. La inmunización contra la meningitis B es importante y necesaria, pero no hay una epidemia, no ha crecido el número de contagios de forma preocupante y, por tanto, no es una cuestión de urgencia que le vacunes. Si quieres hacerlo, acude a tu farmacia, incluye a tu hijo en la lista de espera y no te agobies. Las vacunas llegarán, el desabastecimiento se solucionará y poco a poco nuestros niños irán siendo vacunados.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon