El uso de repelentes de insectos en niños

Adiós, picaduras

¿Podemos usar repelentes para proteger a los niños de las picaduras de mosquitos? Estos son los consejos facilitados por la Asociación Española de Pediatría.

 
bebé con picadura mosquito

Si bien suelen ser benignas, las picaduras de insectos son desagradables. Provocan irritaciones que pueden llegar a impedir conciliar el sueño. Terminamos por rascarnos con lo que las lesiones tardan en curar y prolongamos las molestias. En los niños, los síntomas se agudizan por su mayor sensibilidad. ¿Cómo evitar esta típica molestia veraniega? En primer lugar, con la ropa: pantalones largos, camisas de manga larga, calcetines, evitar los colores brillantes y las colonias o perfumes... Luego, disponemos de repelentes muy eficaces. Muchos padres temen usarlos en niños pequeños. Estos son los consejos de los especialistas.

No en bebés

La Asociación Española de Pediatría recomienda el uso de los repelentes a partir de los 2 años de edad. En bebés menores de 2 meses, no es aconsejable y se debería evitar en niños menores de 2 años. La alternativa para los más pequeños es la mosquitera. En cambio, se puede extender repelente en la cama, la silla de paseo o la silla de seguridad, mejor si no tiene icaridin al no disponer de evaluación de sus efectos en bebés menores de 6 meses. Incluso puedes adquirir una mosquitera impregnada con repelente si estáis en una zona de muchos mosquitos.  

En opinión de la Asociación Española de Pediatría, los dispositivos electrónicos que emiten sonidos y las pulseras impregnadas en repelente no han demostrado ninguna eficacia fiable por lo que no deberían servir de sustituto a la mosquitera.

¿Con cuál me quedo?

Los repelentes contienen varios compuestos. El más extendido es el DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida), eficaz contra la mayoría de los insectos: mosquitos, garrapatas, pulgas y moscas. Su concentración varía del 15 a 45 por ciento y está disponible en lociones, cremas y rociadores. Otro repelente muy utilizado es el picaridin/icaridin que también es eficaz para la mayoría de los insectos. Por fin, podemos elegir los que incluyen en su fórmula IR-3535, piritrina, citridiol y citronela. Todos ellos se pueden aplicar sobre la piel. En zonas de mucha concentración de mosquitos, se puede completar la protección aplicando un insecticida con permetrina sobre la ropa. 

Los repelentes no son eficaz en insectos con aguijón como las abejas. 

Cómo aplicarlos en niños

  • Evita la zona de los ojos y boca y aplica con moderación alrededor de los oídos.
  • No le pongas repelente en las manos para que no se lo lleva a la boca.
  • La piel cubierta por ropa está protegida, no necesita repelente.
  • Si le vas a poner protector solar, aplícaselo primero y luego el repelente. No es necesario repetir la aplicación como con la crema solar.
 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon