Los problemas de la vista más frecuentes en niños

Miopía, astigmatismo, hipermetropía y estrabismo

¿Quieres conocer cómo es el ojo de un niño que tiene miopía, astigmatismo, hipermetropía y estrabismo? ¿Y quieres saber cómo es su visión? Te lo contamos en este artículo. 

 

El trastorno oftalmológico más común en los bebés es el estrabismo. A partir de los tres años, los defectos refractivos –la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo– pasan a liderar esta lista. Te contamos qué peculiaridades tienen los ojos y la visión de los niños que padecen estos problemas: 

Miopía

El ojo es más largo de lo normal y la imagen de los objetos se proyectan delante de la retina. La visión de lejos es borrosa, pero de cerca es correcta. 

Hipermetropía

El ojo es demasiado corto, por lo que los objetos se proyectan detrás de la retina. La visión de cerca es defectuosa, pero de lejos es correcta. 

Astigmatismo

La curvatura de la córnea no es esférica, sino más curva en algunos meridianos. La visión es defectuosa tanto de lejos como de cerca. 

Estrabismo

Hay una pérdida de paralelismo de los ojos. La desviación puede ser hacia dentro, hacia afuera, arriba, oblícua... Por esto, el niño ve doble y borroso. 

 

Gema Martín