Las claves para contratar un seguro médico

Qué debes tener en cuenta antes de suscribir una póliza de salud

El bienestar de tu familia es lo que más te importa. Para garantizarlo, sobre todo en esta época de recortes en Sanidad, tienes la opción de contratar un seguro privado de salud. Te explicamos cuáles son sus ventajas y qué debes tener en cuenta para suscribirlo. 

 
Mujer haciéndose una ecografía

El seguro médico es uno de los más valorados por las familias. ¿Por qué? Porque cuando se tienen hijos, su salud es lo más precioso, y poder concertar una cita con un especialista de un día para otro o realizarle una prueba sin tener que pasar por una larga lista de espera, ofrece tranquilidad a los padres; y en esta época de recortes en la Sanidad, mucho más.

Te contamos qué servicios ofrecen los seguros de salud, las ventajas de contratar uno de ellos y qué debes tener en cuenta a la hora de hacerlo. 

Ventajas 

Al llegar el embarazo o los hijos, la preocupación de las parejas por tener una buena asistencia sanitaria aumenta, al igual que sus visitas al médico: control ginecológico, revisiones de los niños, vacunas e infecciones de todo tipo. Y los beneficios que, hoy en día, ofrecen los seguros privados de salud para satisfacer estas necesidades parecen contrastar con las dudas que rodean a la Sanidad pública.

Estas son algunas de las ventajas que más valoran los usuarios, según un informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad: 

  • La posibilidad de escoger el pediatra –o centro médico privado– que más gusta a los padres, el que está cerca de su casa, el que tiene un horario compatible con su trabajo…
  • Mayor agilidad y rapidez a la hora de atender a los pacientes, que pueden evitar las listas de espera para concertar una cita con su pediatra o un especialista, y reducir considerablemente el tiempo de demora para una prueba diagnóstica o una cirugía. 
  • Acceso directo a los especialistas, sin tener que esperar a que el pediatra le remita. 
  • Una atención más personalizada, con mayor comodidad –las habitaciones de los hospitales son individuales– y flexibilidad horaria.

¿Qué servicios ofrecen?

Depende de la empresa, del tipo de seguro y de la póliza elegida. El contrato más extendido es el de cuadro médico –el paciente acude a uno de los cientos de facultativos que ofrece la aseguradora–; aunque también puedes elegir el de reembolso de gastos, que permite acudir al médico privado que se prefiera y, posteriormente, la compañía devuelve un porcentaje del coste de ese servicio que puede ser de hasta el 85-90 por ciento.

 La oferta de servicios varía en función de la póliza elegida: algunas ofrecen la posibilidad de ser atendidos en el extranjero, otras cubren más enfermedades y pruebas, y varias de ellas incluyen la asistencia bucodental y otros servicios complementarios, como líneas telefónicas y on-line de consultas para embarazadas y niños. 

Por supuesto, a medida que aumentan los servicios también lo hacen los precios, aunque es posible tener un seguro de salud por 30 € al mes por persona; el coste también varía en función de la edad de los asegurados: niños, adolescentes, adultos o jubilados.  

Asesoramiento: DKV Seguros y Primer Barómetro de la Sanidad Privada, del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad. 

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon