La meningitis no siempre es grave

Reconoce los síntomas

 La meningitis no es siempre sinónimo de gravedad. Para conocer su verdadero alcance es necesario saber qué germen la está provocando.

 
niño con termómetro
 

Los distintos tipos de meningitis

Las meninges son las membranas que envuelven todo el sistema nervioso central, es decir, el cerebro y la médula espinal. Su función es proteger estos órganos vitales y actuar de filtro ante sustancias y microorganismos perjudiciales que pudieran llegar hasta ellos. Además, producen un líquido, el llamado cefalorraquídeo, que circula entre sus capas y cuya misión es amortiguar y evitar que los golpes en la cabeza supongan alguna amenaza para el cerebro.

Son múltiples las causas que pueden dar lugar a una afectación de las meninges. Las más importantes, por su frecuencia, son las infecciones, pero también puede producirse por sustancias químicas, irradiaciones, calor, tóxicos, hongos o tumores. Dentro de las infecciones, habría que distinguir entre virus y bacterias.

  • Meningitis vírica. Virus como los enterovirus, adenovirus… u otros más conocidos como los de la gripe, el de la varicela o el de las paperas, son responsables de estas meningitis, más frecuentes durante la primavera, el verano y el otoño. Provocan el mayor número de casos –alrededor del 80 por ciento–, y pese a ello, son las más benignas y no suelen dejar secuelas.
  • Meningitis bacterianas. Aunque su incidencia es mucho menor, son las más temidas debido a los daños que pueden provocar. Dentro de este subtipo, hay bacterias más comunes:
  • Neisseria meningiditis o meningococo. Es la causa más típica de meningitis bacteriana. Y aunque existen muchas variantes de meningococo (A, B, C, D…), la más frecuente es el tipo B, ya que para este no hay vacuna disponible. La incidencia de las demás, tipo A o C, está siendo mucho menor en los últimos años gracias a las vacunas.
  • Haemophilus influenzae. Provoca el mayor número de casos entre los menores, entre los 3 meses y los 3 años de vida. Pero para evitarlo, existe una vacuna muy efectiva incluida en el calendario oficial.
  • Streptococcus pneumoniae o pneumococo. Da lugar a la meningitis neumocócica que afecta sobre todo a menores de un año. Esta bacteria, también responsable de otras afecciones como otitis, neumonías… es combatida con una vacuna. Consulta nuestro calendario de vacunas para conocer las pautas.

En cualquiera de los casos, sean virus o bacterias, los agentes causantes de la meningitis, el contagio se produce de persona a persona, a través del aire, las gotas de saliva, el moco o las secreciones de la garganta son los medios en los que viajan los microorganismos que provocan la enfermedad. Por tanto, son los estornudos, la tos, el habla… los que favorecen la transmisión.

Raquel Burgos




Elige y compra en Amazon