Dientes mal colocados

Cuándo iniciar el tratamiento corrector

La mala colocación de los dientes de tu hijo puede deberse a causas hereditarias, pero también influyen hábitos perjudiciales como morderse las uñas, chuparse el dedo o morder objetos extraños. Y es que los dientes no son tan inmóviles como parecen.

 
Niño con dientes descolocados

¿La mala colocación de los dientes sólo tiene consecuencias estéticas?

No. Cuando una dentadura encaja mal, se pueden padecer desde dolores de cabeza, por el desarreglo dentario, hasta caries, ya que si los dientes están mal colocados, los alimentos se retienen con más facilidad y es más difícil realizar una buena higiene dental.

¿Cuándo iniciar un tratamiento para corregirla?

Para solucionar esta problemática existen diversos tipos de ortodoncias, entre los que destaca la aparatología fija, es decir, aquella que no se puede mover de la boca del paciente. Los brackets es el término común con el que se suele denominar.

¿Qué otras alternativas existen a los antiestéticos brackets?

La técnica lingual es una de las alternativas, donde los brackets están puestos por detrás de las piezas dentales, y así no se ven. Otra opción novedosa es la ortodoncia invisible, con brackets transparentes, que apenas se aprecian en la boca. La ortodoncia invisible permite recuperar la alineación dental, en los casos adecuados, con la máxima eficacia y estética.

Asimismo, destacan los brackets no-níquel, que tienen una estructura no metálica, muy recomendable para aquellos pacientes que hayan presentado reacciones alérgicas a metales. Hay otras técnicas de ortodoncia con materiales estéticos, como el bracket de cerámica, de fibra de vidrio o de copolimero de silicio. El odontólogo deberá decidir qué tipo de tratamiento será mejor para el paciente tras realizar un estudio detallado de su dentadura. Además, en todos los tratamientos es necesario un seguimiento exhaustivo, asesorando en su cuidado y perfecto uso, para que los resultados sean todo un éxito, tanto a nivel estético como en la salud del niño.

¿Cuál es la duración media de un tratamiento de ortodoncia?

Es difícil concretar ya que depende de la alteración a corregir, de la respuesta y de la edad del paciente. Hoy día, el tratamiento medio de ortodoncia está en 24 meses de duración aproximadamente.

Cuando se trata de un paciente infantil con un problema de huesos, se precisan dos fases de actuación en el tratamiento: en la primera, se corrige el problema de hueso, sin tener en cuenta prácticamente en esta fase la colocación de los dientes. En la segunda, cuando el paciente haya cambiado todos los dientes de leche, se valora una segunda fase de alineación y coordinación de los dientes definitivos.

¿Cuál es el mejor momento para iniciar un tratamiento de ortodoncia?

Cuanto más joven sea el paciente, mejor. Lo ideal es comenzar a los 8 o 9 años, aunque a veces hay que comenzar después de esa edad, dependiendo del estudio ortodóncico previo que hay que realizar obligatoriamente. Es más fácil alinear los dientes en los niños ya que, en los adultos, su hueso maduro hace mucho más difícil conseguir el movimiento o desplazamiento dentario.

Asesoramiento: Vicente Torres, odontopediatra y coordinador de la Unidad de Calidad de la Fundación Vital Dent.

 

Susana Mestre




Elige y compra en Amazon