Cuándo y en qué orden salen los dientes de leche

¿Se pondrá malito?

Muchas veces, el bebé está irritable y no encontramos una causa de salud que lo justifique. Entonces recurrimos al motivo más trillado durante sus dos primeros años de vida, la solución para casi todo: la salida de sus dientes.

 

En torno al sexto mes, tu bebé tendrá su primer diente. No obstante, estas fechas no se pueden generalizar. Así, mientras hay pequeños que ya han cumplido un año y no tienen ni un solo diente, otros ya nacen con algunos. Es lo que se conoce como “dientes congénitos”, un caso poco frecuente y que, aparte de los problemas que pueda ocasionar a la mamá para la instauración de la lactancia, no supone ningún riesgo para la salud del bebé.

¿En qué orden salen los dientes?

La edad y el orden en que brotan los dientes no sigue una regla fija, pero el "calendario" más frecuente es este:

¿Le dolerá?

Mientras algunos niños pasan su dentición casi sin enterarse, a algunos les causa molestias. Puede provocar irritabilidad, llanto, problemas para coger el sueño, rechazo de la comida, alteraciones en las deposiciones –algo de diarrea– y fiebre baja. Eso sí, también es posible que estos síntomas, sobre todo si no aparecen juntos, no se deban a la dentición. Para asegurarnos hay que comprobar que la encía esté roja e inflamada.

En ese caso, no hay mucho que puedas hacer para prevenir las molestias, aunque sí puedes aliviarlas. Lo más eficaz es la prescripción de analgésicos para calmar el dolor, además de facilitarle el típico mordedor y evitar darle su comida muy caliente.

Higiene bucodental: empieza ya

El 26,2 por ciento de los niños menores de 4 años ya tiene caries. Así lo reflejaba la encuesta de Salud Bucodental en Preescolares en España 2007, elaborada por tres sociedades odontopediátricas, que también ofrece la clave para evitar esas cifras: iniciar la higiene bucal a edad muy temprana. Antes incluso de que aparezca el primer diente, debe realizarse la limpieza de las encías después de cada toma. Para ello, puedes usar una gasa humedecida. Cuando comience la dentición, recurre al cepillo; eso sí, sin pasta dentífrica hasta los 2 años. A partir de entonces, puedes ponerle una pizquita, siempre y cuando esté especialmente indicada para niños, es decir, con bajo contenido en flúor.

Asesoramiento: Dr. Jesús Martín-Calama, pediatra del hospital Obispo Polanco, de Teruel.

 

Gema Martín