Al niño se le ha roto un diente

Todo tiene solución

¿Sabías que si a tu hijo se le rompe un diente en su totalidad, incluyendo la raíz, podrá arraigar de nuevo si lo colocas debajo de tu lengua y llegas en unos 15 minutos a la consulta del dentista?

 
Niña con diente roto

Ciertas caídas, golpes y magulladuras por la práctica de deportes o por la frenética actividad que desarrollan los niños pueden dar lugar a traumatismos dentales, que ya tienen solución. ¿Cómo actuar si se rompe un diente? Lo primero es hacerse las buenas preguntas.

¿Qué hago si mi hijo sufre la rotura parcial de un diente?

Lo primero, no asustarte. Se trata de una lesión muy común entre los más pequeños. Reacciona con tranquilidad y rapidez:

  • Si el diente está roto en su totalidad, incluyendo la raíz, debes recogerlo y colocártelo bajo la lengua, no en la suya –no olvides que él es demasiado pequeño, está nervioso y podría llegar a tragárselo.
  • Acude rápidamente a tu clínica dental, el tiempo es vital. En 15 minutos debes llegar a la consulta, si pasa media hora o una hora hay menos probabilidades de que el diente arraigue.
  • Si se trata de una rotura parcial, sólo de la parte visible sin desplazar la raíz, también debes acudir a tu clínica dental para comprobar el estado de la raíz, así se evitarán dolencias futuras y, por supuesto, se reparará la apariencia del diente.

¿En qué consiste el tratamiento?

Si la rotura parcial no produce el sangrado de la pulpa –nervio–, el tratamiento consiste simplemente en adherir el fragmento dental aportado o la reconstrucción del diente con composite estético. En cambio, si se ha producido sangrado, se debe hacer una cura para después pegar el fragmento del diente o hacer una reconstrucción si este fragmento no se aporta por pérdida.

¿Y si, debido a una caída o traumatismo, la rotura del diente es total?

Si la rotura es total y queda la raíz dentro del maxilar, el tratamiento es desvitalizar la raíz, reconstruir el diente y cubrirlo con una corona de porcelana. Si el diente se ha desprendido entero fuera de la boca, el dentista a la mayor brevedad posible lo volverá a poner dentro de la encía y lo fijará a los dientes adyacentes. Si esto se produce antes de los 30 minutos del traumatismo, las posibilidades de éxito son elevadas –90 por ciento–. Si se produce a los 60 minutos, la probabilidad disminuye al 60 por ciento, y a partir de los 90 minutos, la probabilidad de éxito es muy escasa. Por todo ello, lo más importante es acudir a la clínica dental cuanto antes.

¿Cómo afecta la pérdida de un diente al desarrollo posterior de la dentadura?

Los tipos de traumatismos son muy diversos en función de la magnitud de la fuerza del impacto, de su dirección, y de la forma y fortaleza de los dientes. Los traumatismos en la dentición de leche pueden afectar al desarrollo, color y erupción de los dientes definitivos. El dentista debe valorar si existe lesión de la raíz del diente o del hueso subyacente a la encía pero, a diferencia de la dentición permanente, no se fija el diente ni se recoloca en su sitio. El seguimiento será a largo plazo porque algunos daños pueden aparecer más tarde.

Uno de los principales problemas de la pérdida de una pieza dental en la segunda dentición es el desplazamiento de toda la dentadura, pero principalmente de los adyacentes que se desplazan o migran hacia el espacio desdentado, y de los antagonistas que crecen más de lo debido. Para evitarlo, tras la pérdida, hay que mantener el espacio y después reponerlo. Es muy importante señalar, para evitar dudas, que si la pérdida del diente ocurre en la dentición permanente, el diente debe transportarse sin pérdida de tiempo al dentista porque, en este caso siempre, se debe intentar colocarlo de nuevo.

Asesoramiento: Vicente Torres, odontopediatra y coordinador de la Unidad de Calidad de la Fundación Vital Dent

 

Susana Mestre




Elige y compra en Amazon