Rotura prematura de la bolsa de aguas

Qué es la rotura prematura de la bolsa de aguas

Gestar y traer al mundo un bebé no es una tarea fácil. En los nueves meses de embarazo conocerás muchos conceptos nuevos que te inquietarán y sobre los que querrás informarte. Analizamos qué es y cómo te afecta la rotura prematura de la bolsa de aguas en el embarazo.

Qué es la rotura prematura de la bolsa de aguas

Así se llama la rotura de la bolsa amniótica, con salida de líquido amniótico, antes de que se desencadene el parto, es decir, de que existan contracciones regulares y se haya alcanzado al menos dos centímetros de dilatación.

Qué síntomas causa la rotura prematura de la bolsa de aguas

La rotura prematura de la bolsa de aguas puede ser una rotura alta y que produce pérdida de líquido en poca cantidad, o una  rotura baja con pérdida de líquido en cantidad tal que puede hacer pensar a la madre que se ha orinado. Es siempre un motivo para consultar al médico.

Cómo tratar la rotura prematura de la bolsa de aguas

Si la rotura prematura de membranas sucede antes de la semana 37, se denomina rotura prematura de membrana pretérmino. En estos casos, el peligro más grave es el de infección del feto e incluso de la madre; además, el parto puede desencadenarse en horas y llevaría al nacimiento de un bebé prematuro.

En este caso, con la madre hospitalizada y vigilando la salud del feto y la gestante, se procura que transcurran algunos días con el fin de que se produzca la maduración del feto, e incluso no se descarta favorecer el proceso mediante el uso de algunos fármacos.

Si el embarazo es a término, se induce el parto tras unas horas de espera, ya que en la mayoría de los casos éste se va a desencadenar en las horas posteriores a la rotura de la bolsa, sin nuestra intervención.

 

Volver al Diccionario