Fertilización in vitro (FIV)

Qué es la fertilización in vitro (fiv)

Gestar y traer al mundo un bebé no es una tarea fácil. En los nueves meses de embarazo conocerás muchos conceptos nuevos que te inquietarán y sobre los que querrás informarte. Analizamos qué es y cómo te afecta la fertilización in vitro (fiv) en el embarazo.

Qué es la fertilización in vitro (fiv)

Por fertilización in vitro (FIV) se entiende la técnica que permite la fertilización fuera del cuerpo de la madre.

Para ello se obtienen varios óvulos maternos, mediante punción de los ovarios a través de la vagina, y se ponen en contacto con una muestra de semen del padre, tratado con algunas sustancias que sirven para capacitar a los espermatozoides para la fecundación.

Tras unos días de espera a una temperatura adecuada, pueden verse por el microscopio los embriones obtenidos, los cuales se transfieren a la madre y quedan dentro del útero.

Normalmente se dejan tres embriones en cada ciclo, pero como pueden obtenerse muchos más, el resto pueden conservarse congelados, para ser usados por la pareja tiempo después o incluso ser donados a otras parejas estériles.

 La primera niña que nació como resultado de esta técnica tiene ya casi 30 años. Desde entonces miles de niños han sido concebidos mediante este sistema.

  • La fertilización in vitro se utiliza en mujeres que:
  •  tienen obstrucción de las trompas de falopio (obstrucción tubárica),
  • cuando existe un recuento bajo de espermatozoides,
  • si el moco cervical es hostil y no facilita el paso de los espermatozoides,
  • si existe endometriosis con mala respuesta al tratamiento habitual…

El éxito de la FIV es del 10 al 35%, no aumenta la incidencia de malformaciones congénitas, e incluso permite diagnosticar algunas anomalías cromosómicas en los embriones antes de ser implantados.

 

Volver al Diccionario