Expulsivo

Qué es el expulsivo

Gestar y traer al mundo un bebé no es una tarea fácil. En los nueves meses de embarazo conocerás muchos conceptos nuevos que te inquietarán y sobre los que querrás informarte. Analizamos qué es y cómo te afecta el expulsivo en el embarazo.

Qué es el expulsivo

El expulsivo es el período del parto en el que ya se ha completado toda la dilatación y se produce la expulsión del feto del útero a través de la vagina, a lo que contribuyen las contracciones uterinas y la fuerza de los pujos maternos.

Qué síntomas causa el expulsivo

La presión de la cabeza hace que se sienten enormes deseos de empujar que se deben reprimir hasta tener el visto bueno de la matrona para hacerlo. Si la parturienta empuja cuando la dilatación no es aún completa, la cabecita del bebé podría inflamar el cuello del útero y dificultar su salida o provocar un desgarro perineal.

Ayudándose de las fuertes contracciones que caracterizan esta etapa del parto, la parturienta empuja sin miedo hasta que la cabeza de su hijo asome por la vulva.

Si la matrona observa que el periné no es lo suficientemente elástico para dejar salir al niño sin desgarrarse, practicará la episiotomía, un pequeño corte que antes se practicaba por sistema y ahora se hace de forma selectiva para evitar desgarros importantes que pueden afectar, incluso, a algunos órganos cercanos.

Cuando la cabeza del bebé está fuera, la matrona comprueba que no hay vueltas de cordón umbilical y la gira hacia un lado ayudar a la salida de los hombros. Una vez fuera, la cabeza sale en seguida.

Falta aún una etapa para finalizar el parto: el  alumbramiento.

 

Volver al Diccionario