Cloasma gravídico

Qué es el cloasma gravídico

Gestar y traer al mundo un bebé no es una tarea fácil. En los nueves meses de embarazo conocerás muchos conceptos nuevos que te inquietarán y sobre los que querrás informarte. Analizamos qué es y cómo te afecta el cloasma gravídico en el embarazo.

Qué es el cloasma gravídico

También llamado «paño del embarazo», el cloasma gravídico es una hiperpigmentación de la piel en ciertas zonas del rostro de la embarazada. Es un problema estético bastante frecuente.

Esas manchitas de color café con leche son el reflejo externo de las alteraciones hormonales propias de la gestación. El aumento de los estrógenos durante la gestación estimulan la producción de melanina y provocan algunas alteraciones en la pigmentación de la piel, ya sea de la cara –como el cloasma-, de los pezones –las areolas se oscurecen– o del abdomen, donde puede aparecer la famosa "línea nera" o línea alba.

Qué síntomas causa el cloasma gravídico

El cloasma se presenta –normalmente a partir  del segundo trimestre– en forma de pigmentación moteada o en parches en:

  •  la frente,
  • las mejillas,
  • el labio superior

No es exclusivo del estado de gestación. De hecho, estas manchas son frecuentes en la lactancia y, aunque menos, también durante la administración de tratamientos hormonales, como los anticonceptivos. Incluso, a veces, aparecen sin conocerse la causa concreta que las provoca.

El cloasma afecta, sobre todo, a mujeres de entre 25 y 45 años y con mayor frecuencia en las de piel oscura. Otro factor facilitador es la exposición frecuente al sol.

El cloasma gravídico suele resultar antiestético, porque la tonalidad no es uniforme, apareciendo manchas más intensas, y porque sus límites son irregulares.

Cómo tratar el cloasma gravídico

Para limitar los efectos del cloasma del embarazo, lo primero es evitar que las manchas se pongan más oscuras al estar expuestas al sol.  

  • Una buena protección solar, incluso en días nublados, llevar gafas y sombrero son medidas eficaces.
  • Si usas maquillaje, no olvides poner tu crema solar debajo o elige alguno de los que incorporan filtros solares.
  • No uses perfume justo antes de tomar el sol, ya que la sustancia química contenida en ellos, combinada con los rayos ultravioletas, puede provocar una reacción fototóxica y el consiguiente cloasma. 

El cloasma del embarazo suele desaparecer tras el parto de forma progresiva, en unos meses. Si no lo hace, conviene consultar con un dermatólogo.

Existen varios tratamientos para mejorar el aspecto de las manchas en la cara, entre éstos:

  •  las   cremas despigmentantes que contienen hidroquinina –inhibe la formación de pigmento–, a veces combinadas con ácido azelaico o retinoico.
  • la fitoterapia y el peeling, se realizan en un centro o unidad de Dermatología y actúan como exfoliante, eliminando las manchas y favoreciendo la renovación de la piel. 
 

Volver al Diccionario