Sarampión

Qué es el sarampión

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar el sarampión en niños.

Sarampión

Qué es el sarampión

El sarampión es una enfermedad infecciosa y contagiosa provocada por el virus del Sarampión. El empleo masivo de la vacuna del sarampión, ha conseguido disminuir de forma llamativa los casos de sarampión, que los que se produzcan sean más leves y que la infección se dé en edades más tardías en las que los niños se defienden mejor. Las madres inmunizadas frente al sarampión transmiten a sus hijos anticuerpos que los protegen durante los primeros 6-8 meses de vida.

La enfermedad se transmite por gotas de saliva, emitidas con la tos, al hablar o estornudar desde un enfermo. Es habitual que la enfermedad pase por cuatro periodos: incubación, catarral, exantemático o eruptivo y descamativo o de convalecencia.

  • Periodo de incubación dura de 10-20 días, y suele ser asintomático. El periodo catarral dura 4 días, comienza con fiebre muy elevada, que suele mantenerse hasta poco antes de que brote el exantema. En esta fase no faltan los síntomas de catarro de vías respiratorias altas:  ojos rojos, inflamados, a menudo con secreción purulenta, y la congestión nasal.
  • El catarro suele afectar también a los bronquios provocando una tos penosa y seca. En esta fase hay un signo muy frecuente que permite hacer el diagnóstico de sarampión antes de que aparezca el exantema típico, se llama el signo de Koplik. Consiste en la aparición de pequeñas manchas de color rojo vivo, centradas por un punto blanco, como si fueran salpicaduras de cal, en número de tres a cinco en la mucosa de la boca a la altura del segundo molar inferior. Este signo está presente en el 90% de los casos de sarampión, pero dura pocos días.
  • El periodo exantemático es muy llamativo. La fiebre que había comenzado a descender, vuelve a elevarse de golpe, y se exageran los síntomas previos. La tos se convierte en uno de los síntomas más ostensibles. Bruscamente  aparece el exantema, que suele iniciarse detrás de los pabellones auriculares. Se trata de manchas de color rosado, de forma oval o redondeada, que van confluyendo dejando entre ellas zonas de piel sin afectar. En los días siguientes el exantema afecta a tronco y brazos y mas adelante al abdomen, nalgas y piernas. Durante este periodo el estado general está muy afectado.
  • El periodo descamativo se caracteriza por la remisión progresiva de los síntomas, persistiendo durante bastante tiempo la tos.

Son muchas las complicaciones agudas que puede provocar el sarampión:  laringitis, bronconeumonía, otitis, y la más grave, la encefalitis. También hay complicaciones tardías, la más importante es la encefalitis esclerosante subaguda, enfermedad muy grave, que puede manifestarse desde dos hasta veinte años después de haber padecido sarampión, y que provoca una gran degradación intelectual y motora.

Cómo tratar el sarampión

No hay tratamiento para el sarampión una vez que se inicia la enfermedad por lo que las vacunas son el mejor modo de prevenirla.

 

Volver al Diccionario