Picadura de insecto

Qué es la picadura de insecto

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la picadura de insecto en niños.

Picadura de insecto

Qué es la picadura de insecto

La picadura de insecto surge por picaduras y mordeduras de mosquitos, avispas o abejas.

Cómo tratar la picadura de insecto

En los lugares donde abundan los insectos es conveniente utilizar repelentes, ya que las picaduras producen mucha incomodidad y malestar en el niño; e incluso pueden llegar a provocar fiebre. Las más dolorosas son las de avispa y abeja. En estos casos es conveniente:

  • Extraer el aguijón con unas pinzas. Acudir al centro médico o de la Cruz Roja más cercano. Aplicar una pomada antihistamínica u otro producto que disminuya el dolor y la reacción local.
  • Controlar la aparición de edemas o habones en el resto del cuerpo, pues pueden deberse a una grave reacción alérgica. Si ésta es extrema, se puede llegar al shock anafiláctico (dificultad respiratoria y descenso de la presión arterial), en cuyo caso habría que llevarle al hospital urgentemente.

Especialmente molestas son las picaduras por garrapata. La garrapata suele quedarse enganchada a la piel, generalmente del cuero cabelludo, y es difícil de separar. Para hacerlo habrá de sujetarse con unas pinzas y tirar de ella con firmeza pero sin brusquedad. Esto resulta mejor que tratar de asfixiar a la garrapata ahogándola con aceite o quemarla. Hay que asegurarse de que no quedan restos de la garrapata atrapados en la piel, que darían lugar a una infección local que no se curaría hasta su extracción total. Si no se conoce el aspecto de la garrapata, puede confundirse con una verruga del cuero cabelludo.

 

Volver al Diccionario