Obesidad

Qué es la obesidad

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la obesidad en niños.

Obesidad

Qué es la obesidad

La obesidad es una enfermedad de los países desarrollados, en los que sobran alimentos y hay gran cantidad de estímulos que incitan a los niños a ingerir calorías innecesarias. A eso debemos sumar el sedentarismo de la sociedad actual, que no hace sino aumentar esta tendencia.

Cómo tratar la obesidad

La mejor prevención es la educación dietética. La forma más fácil de valorarla es controlar el peso del niño, relacionar el peso con la talla y además medir la grasa corporal. En contra de lo que se piensa, la obesidad infantil casi nunca es consecuencia de un trastorno endocrinológico –en estos casos la talla del niño obeso es baja–. Si la talla del niño es normal o elevada, se debe a un exceso de alimentación.

Es probable que en algunas familias de obesos haya una alteración de una proteína relacionada con la sensación de saciedad, pero aún no hay datos concluyentes. Hasta el momento el único tratamiento eficaz en niños es la dieta hipocalórica. El éxito de la dieta depende del interés que tenga el niño en adelgazar, así como del apoyo que recibe de su entorno familiar. No se debe olvidar que se trata de un problema crónico, y que las grandes pérdidas de peso suelen seguirse de nuevas ganancias si no existe una atención continuada.

A largo plazo el tratamiento debe incluir una combinación de medidas educativas, psicológicas, nutricionales y de ejercicio, siempre buscando reforzar la autoestima. A la hora de iniciar un tratamiento contra la obesidad, además de la justificación estética, existen otras aún más importantes, como la posibilidad de que se produzcan complicaciones respiratorias, cardíacas, ortopédicas, metabólicas y psicológicas.

 

Volver al Diccionario