Muerte súbita

Qué es la muerte súbita

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la muerte súbita en niños.

Muerte súbita

Qué es la muerte súbita

La muerte súbita se refiere a la muerte repentina en un niño aparentemente sano. La causa más frecuente es el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). En este caso la muerte afecta a un bebé menor de un año, que aparentemente estaba sano. El motivo de la muerte es inexplicable y continúa sin explicación tras realizar todo tipo de estudios incluyendo autopsia. La frecuencia es de un caso por cada diez mil recién nacidos. Por regla general se produce durante el sueño. La edad de mayor riesgo es entre los 2 y los 4 meses. Ocurre más en meses fríos y no hay medios diagnósticos para preverla. No debe confundirse con una muerte por violencia o negligencia, ya que no se produce como consecuencia de un ahogamiento o de un descuido.

Cómo tratar la muerte súbita

Desde hace algunos años se vienen recomendando algunas medidas que han reducido a la mitad la frecuencia de esta grave enfermedad:

  • Colocar a los niños boca arriba o sobre el lado derecho para dormir.
  • La superficie sobre la que duermen  no debe ser excesivamente blanda.
  • No abrigarlos demasiado ni tapar la cabeza, para que pueda circular bien el aire mientras duermen.
  • No fumar en la casa de los niños menores de un año, ni tampoco durante el embarazo.
  • Dar lactancia materna.

La posición boca arriba para dormir hace que algunos niños tengan aplanamiento de la cabeza en la zona occipital. Se puede prevenir variando la posición de ésta y colocándolos boca abajo cuando no están dormidos o cuando están vigilados por sus padres. Aunque se pensaba que habría más riesgo de aspiración bronquial por estar boca arriba, no se ha producido aumento en los casos de broncoaspiración.

 

Volver al Diccionario