Micosis

Qué es la micosis

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la micosis en niños.

Micosis

Qué es la micosis

La micosis es un tipo de afección debida a hongos patógenos que se manifiesta de diversas formas y afecta a diferentes partes del cuerpo. El contagio se puede producir por un animal o entre niños. Hay una gran variedad de micosis, entre las que destacan las siguientes:

  • Muguet: o candidiasis es una infección debida a un hongo llamado candida albicans. En los bebés los lugares más afectados son la boca y la zona del pañal. Además, es muy frecuente en el pezón de las madres lactantes. En la boca se presenta como lesiones de color blanco, que se pueden confundir con restos de leche. En la zona del pañal provoca una dermatitis con enrojecimiento en los pliegues. La candidiasis del pezón suele ocasionar dolor muy molesto, que las madres refieren como sensación de pinchazos que penetran hacia el interior de la mama. Se debe hacer tratamiento simultáneo de la boca del niño y del pezón con pomadas antifúngicas. También puede darse en los niños que han recibido tratamiento muy frecuente con antibióticos de amplio espectro o en los que tienen algún tipo de deficiencia inmunitaria. 
  • Tiña de cabeza: o simplemente tiña, es una infección por hongos. En los niños las más frecuentes son la de la cabeza y la del cuerpo, mientras que en los mayores son más frecuentes la inguinal y la de los pies. La tiña de la cabeza se manifiesta por zonas circulares de pérdida de pelo, con restos de pelo rotos a diferentes niveles. En la tiña del cuerpo aparecen lesiones también redondeadas con una zona central más clara y un borde muy marcado, enrojecido y con aspecto escamoso, que van aumentando de tamaño progresivamente. 
  • Pie de atleta: la piel situada entre los dedos de los pies se vuelve de color blanco y se agrieta. Provoca intenso picor. Al rascar se levanta la piel, quedando una zona dolorida. Es contagioso y se propaga rápidamente en sitios públicos, colegios, piscinas, etc. Existen pomadas antimicóticas especiales. El niño no debe andar descalzo hasta que se haya curado. Hay que evitar el calzado muy cerrado o que impida la transpiración, porque favorece la humedad creando un medio de cultivo ideal para el crecimiento de hongos.
 

Volver al Diccionario