Infección urinaria

Qué es la infección urinaria

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la infección urinaria en niños.

Infección urinaria

Qué es la infección urinaria

La infección urinaria es una causa frecuente de enfermedad, que normalmente afecta al niño en la primera infancia. Está producida casi siempre por un colibacilo y es más frecuente en niñas (por la proximidad entre el ano y la desembocadura de la uretra, y por ser ésta más corta). En el recién nacido suele ser difícil de diagnosticar, ya que la sintomatología se limita a fiebre baja, inapetencia, diarrea o vómitos; se pone de manifiesto al hacer un análisis de orina.

Qué síntomas causa la infección urinaria

  • Fiebre.
  • Vómitos.
  • Palidez.
  • Pérdida de apetito.
  • Escozor al miccionar.
  • Deseo frecuente de orinar.
  • Orina turbia o con trazas de sangre.

Cómo tratar la infección urinaria

El tratamiento se realiza con antibióticos, previo cultivo de orina, para determinar el germen que la produce e indicar el antibiótico idóneo.

En todos los niños con infecciones de orina frecuentes, se debe realizar un estudio radiológico que permita descartar la presencia de una malformación renal que las favorezca; la alteración que con mayor frecuencia provoca la infección urinaria en la infancia es el reflujo vésico-uretral, cuya evolución es buena si se previenen las infecciones, o se tratan adecuadamente cuando se producen.

Para tener certeza de la presencia de esta infección, la toma de muestras debe respetar de manera estricta una serie de normas, ya que se prestan muy fácilmente a la contaminación, en especial en los niños pequeños: recoger la orina con una bolsa estéril o directamente del chorro miccional, lavar los genitales antes de la recogida, no tener puesta la bolsa de recogida de orina más de treinta minutos y entregar la muestra inmediatamente tras la recogida.

Si la infección se produce como consecuencia de malformaciones, será necesaria la corrección quirúrgica.

 

Volver al Diccionario