Impétigo

Qué es el impétigo

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar el impétigo en niños.

Impétigo

Qué es el impétigo

El impétigo es una infección de la piel debida al estreptococo o al estafilococo dorado. Comienza en forma de eritema (enrojecimiento). Después se forman unas vesículas que producen intenso picor y, por último, unas costras amarillas que se despegan en los bordes. La lesión suele comenzar en la cara, y puede extenderse localmente, ya que las secreciones de las vesículas son altamente contagiosas por contacto. Si no se inicia pronto el tratamiento, las lesiones se pueden diseminar por otras zonas de la piel.

Cómo tratar el impétigo

El tratamiento consiste en limpiar, como primera medida, la región afectada con jabón antiséptico y agua, junto a pomadas con antibióticos y, en ocasiones, antibióticos orales. El estreptococo, como en el caso de la amigdalitis, puede producir complicaciones renales si no es tratado adecuadamente. Hasta que las lesiones empiezan a curar y a secarse son contagiosas, por lo que es recomendable extremar las medidas de higiene.

 

Volver al Diccionario