Diarrea

Qué es la diarrea

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la diarrea en niños.

Diarrea

Qué es la diarrea

La diarrea es el aumento en la frecuencia del número de deposiciones, que se hacen líquidas, con mal olor y a veces con moco y/o sangre.

Las más frecuentes están provocadas por infecciones de tipo vírico, duran pocos días –3 a 5-, y mejoran sin tratamiento.

Las diarreas provocadas por bacterias –salmonella, shigella, campilobacter, etc.– suelen ser más graves y se acompañan de decaimiento, fiebre y vómitos.

En niños también son frecuentes las diarreas debidas a parásitos intestinales o a intolerancias alimentarias.

Cómo tratar la diarrea

En las primeras horas es útil hacer dieta a base de líquidos, sobre todo para evitar el dolor y porque no suele haber apetito. Luego, si mejora el estado general y se tiene hambre, puede continuarse con la dieta normal. Las dietas astringentes estrictas –lo que conocemos popularmente como “dieta blanda”– no han demostrado acortar la duración de la diarrea. Tampoco se deben usar por sistema leches sin lactosa en todas las diarreas de lactantes.

Es importante ofrecer un aporte suficiente de agua para prevenir la deshidratación, y hasta que se controle el número de deposiciones, dar los biberones más diluidos de lo normal. En ocasiones, la diarrea se prolonga durante 2 o 3 semanas sin que el niño presente ningún síntoma adicional. El pediatra confirmará que no hay motivos de preocupación tas comprobar que no tiene parásitos y que su curva de peso es normal.

Menos frecuentes son las diarreas crónicas. En los niños las diarreas crónicas suelen ser debidas a intolerancia o alergia a alimentos (gluten, leche de vaca…), o a fibrosis quística.

 

Volver al Diccionario