Dermatitis atópica

Qué es la dermatitis atópica

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la dermatitis atópica en niños.

Dermatitis atópica

Qué es la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que arranca en la infancia y que puede ser crónica pero no permanente, se da en picos y épocas según las circunstancias de cada paciente.

La dermatitis atópica no tiene una causa única determinada y se relaciona con la alergia al polen, las pieles hipersensibles, la contaminación ambiental, el estrés y factores genéticos, siendo más frecuente en hijos de padres atópicos.

Qué síntomas causa la dermatitis atópica

  • Picor en la piel. Se conoce como prurito y afecta sobre todo a la cara, las manos y las zonas de flexión de los brazos y piernas.
  • Piel seca, áspera y engrosada.
  • Ganas de rascarse. Es fundamental evitarlo para que no aparezcan heridas que podrían infectarse.

Cómo tratar la dermatitis atópica

La mayoría de casos de dermatitis atópica que aparecen en niños se solucionan espontáneamente a medida que crecen y no todos la padecen en la época adulta.

El tratamiento implica evitar tejidos de lana, ambientes de mucho calor, o contacto con sustancias irritantes. Es fundamental mantener la piel bien hidratada, haciendo baños cortos, evitando el jabón, secando con cuidado la piel y aplicando rápidamente tras el baño cremas hidratantes.

Casi todos los niños necesitan medicación en forma de jarabes antihistamínicos, para disminuir el picor, y cremas corticoideas para reducir la inflamación.

Además, córtale muy bien las uñas para que no se arañe al rascarse y si lo hace por la noche, ponle unas manoplas de algodón.

 

Volver al Diccionario