Bronquiolitis

Qué es la bronquiolitis

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la bronquiolitis en niños.

Bronquiolitis

Qué es la bronquiolitis

La broquiolitis es una enfermedad propia de lactantes causada por la inflamación y acumulación de mocos en los bronquiolos (la parte final del árbol respiratorio). Suele estar causada por un virus, siendo el más común el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y se presenta en forma de epidemias en los meses de otoño e invierno en los niños menores de dos años por la inmadurez de su sistema respiratorio.

Qué síntomas causa la bronquiolitis

  • Rinitis.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Dificultad respiratoria parecida al asma de los niños y adultos.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para dormir y comer.

El proceso empieza como un catarro común de las vías altas con rinitis, tos y fiebre pero a los dos o tres días empiezan a aparecer el resto de síntomas.

Cómo tratar la bronquiolitis

El tratamiento pasa por el alivio de los síntomas del niño, sobre todo la dificultad para respirar. Se pautan medicamentos para cada uno de los síntomas: antitérmicos para la fiebre, muchos líquidos y broncodilatadores si la dificultad para respirar es grande. Los antibióticos no están indicados en el tratamiento de la bronquiolitis al estar causados por un virus.

En casos graves, el tratamiento ha de ser hospitalario. La curación se produce en 7-10 días tras el inicio.

Existe un tratamiento preventivo para niños con riesgo aumentado de contraer esta enfermedad, como los que padecen enfermedades cardíacas o los prematuros. Los lactantes que la han padecido tienden a mantener una hiperreactividad bronquial durante meses o años. Ésta hiperreactividad provoca contracción bronquial, en respuesta a infecciones respiratorias leves o ambientes irritantes, que obliga a utilizar broncodilatadores. Suele mejorar con el paso del tiempo y la mayoría no se prolonga después de los 5 o 6 años.

 

Volver al Diccionario