Asma

Qué es el asma

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar el asma en niños.

Asma

Qué es el asma

El asma es una enfermedad que se caracteriza por una dificultad respiratoria (disnea) de aparición brusca, motivada por la contracción de las fibras musculares lisas que rodean los bronquiolos. Esta contracción dificulta la salida del aire de los pulmones y produce un sonido característico, pitidos y sibilantes espiratorios. Es diferente de la disnea por obstrucción de las vías altas (laringitis, traqueítis, etc.), en la que la dificultad es mayor para inspirar.

La sensación de falta de aire provoca mucha ansiedad en el niño, le impide permanecer tumbado y le obliga a utilizar todos los músculos posibles para respirar. En los niños alérgicos, el asma suele estar desencadenada por los alérgenos frente a los cuales está sensibilizado. Pero es más frecuente el asma no alérgico. En este caso existe una hiperreactividad de las fibras musculares respiratorias lisas, que se contraen de forma exagerada en respuesta a estímulos inespecíficos, generalmente infecciones, cambios bruscos de temperatura, polvo ambiental, etc.

Qué síntomas causa el asma

  • Dificultad para respirar.
  • Desasosiego.
  • Pitos y sibilancias.
  • Fatiga al hacer deporte.
  • Tos.

Cómo tratar el asma

El asma es una enfermedad crónica y no se cura, pero sí podemos aliviar los síntomas y hacer todo lo posible para evitar su aparición.

El tratamiento más común pasa por la prescripción de broncodilatadores, generalmente en spray e inhalados, que son bastante eficaces. Cuando se presenta un brote y estos no son suficientes suelen prescribirse corticoides.

Las vacunas sólo son útiles para prevenir el asma cuando es de tipo alérgico.

También hay medicamentos para prevenir las crisis de asma intrínseco (asma no alérgico), que han mejorado mucho la calidad de vida de los niños asmáticos. Hay que procurar que estos niños tengan una vida lo más normal posible, administrando la medicación preventiva necesaria para que puedan hacer deporte, jugar y realizar las actividades propias de su edad. Es importante adiestrarlos pronto, para que ellos mismos puedan administrarse la medicación cuando sea necesario, y evitar el mayor número de ingresos posible.

 

Volver al Diccionario