Acetona

Qué es la acetona

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar la acetona en niños.

Acetona en niños

Qué es la acetona

La acetona es una sustancia producida por el hígado que se crea cuando el organismo quema grasa en lugar de glucosa para obtener energía. No es una enfermedad en sí misma, sino una alternación metabólica. La aparición de cuerpos cetónicos en la sangre o en la orina indica simplemente que se están empleando las reservas de grasa, y ocurre en situaciones de ayuno.

Qué síntomas causa la acetona

Cómo tratar la acetona

La mejor forma de evitar problemas de acetona es ofrecer a los niños una dieta sana, haciendo cinco comidas al día que garanticen que el pequeño tiene unos correctos niveles de glucosa en sangre durante todo el día.

De presentarse tendremos que garantizar un buen aporte de azúcar al pequeño. Prepárale una manzanilla con una cucharadita de azúcar o de miel (sólo si ya puede tomarla) o un zumo y dáselo en pequeños sorbitos. Si los síntomas son muy leves y no hay diarrea puedes darle bebidas azucaradas.

Mientras, si ha vomitado o ha tenido diarreas abundantes ofrécele suero de rehidratación e inicia muy lenta y progresivamente una dieta rica en carbohidratos completos (pan, arroz, pasta), frutas y verduras.

Acude al pediatra si, a pesar de hacer dieta, el niño sigue decaído, con mal estado general y presenta alguno más de los síntomas descritos, ya que cuando no se soluciona el problema a nivel doméstico puede ser necesario ingresar al niño para administrarle líquidos con glucosa intravenosos.

 

Volver al Diccionario