Absceso

Qué es el absceso

A lo largo de su infancia tu hijo pasará por decenas de procesos víricos y bacterianos, golpes, caídas... Un sinfín de enfermedades del niño que te llevarán con relativa frecuencia a la consulta del pediatra. Te contamos qué es, qué síntomas causa y cómo tratar el absceso en niños.

Niño con abceso

Qué es el absceso

Los abscesos surgen por una acumulación de pus a causa de una infección localizada no tratada. Se forman cuando las bacterias, hongos y todo tipo de gérmenes ingresan en el organismo, normalmente a través de una herida, y causan una infección. El sistema inmune actúa enviando glóbulos blancos a la zona que se acumulan en la herida junto con los desechos formando el pus. Si la herida no se cura con frecuencia para que el pus drene, puede formarse una pequeña cápsula que delimita el absceso de los tejidos adyacentes.

Qué síntomas causa el absceso

  • Rojez e inflamación de la zona.
  • Calor de la zona al tacto.
  • Supuración de un líquido amarillento.
  • Aparición de un bulto inflamado bajo la piel en casos de infección profunda.
  • Fiebre.

Cómo tratar el absceso

Los niños son un grupo especialmente vulnerable a los abscesos, ya que se hacen heridas con frecuencia y no siempre tienen cuidado de limpiarlas y mantenerlas libres de area y otras sustancias nocivas que se encuentran en el suelo, las mesas, los columpios...

En casa, evitad tocar, apretar o intentar reventar el absceso pues podríais empeorar la situación. Cuando se haga una herida, límpiala al menos una vez al día y tápala para evitar que los gérmenes entren en contacto con ella.

Una vez aparezca el absceso, consulta con el pediatra cómo actuar. Lo normal es que sean ellos quienes lo drenen haciendo una pequeña incisión con un bisturí para que toda la infección salga al exterior. Tranquila, tu hijo no notará nada porque le aplicarán un suave anestésico local. Se eliminarán todos los restos de pus con ayuda de una gasa, se desinfectará la herida y se pondrá un vendaje sobre ella.

Si comprueba que la infección es muy grande, pueden prescribirle antibióticos. Asegúrate de que tu hijo toma el tratamiento los días indicados y no lo suspendas antes de tiempo.

 

Volver al Diccionario