¿Ha vuelto el sarampión?

En 2011 hubo un 'excepcional' aumento de contagios

11/01/2012

Durante el año 2011, se produjo en España un repunte en los casos de sarampión. Para controlar los brotes, los médicos piden adelantar la edad de vacunación contra esta enfermedad que estaba casi erradicada. 

 
Vacuna bebé

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha recomendado adelantar a los 12 meses de edad la administración de la vacuna triple vírica (contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola) que actualmente se aplica a los 15 meses en la mayoría de las CCAA. ¿La razón? Un repunte importante de los brotes de sarampión en nuestro país, que el año 2011 alcanzaron los 1.876 casos declarados, unas cifras “excepcionalmente altas”, teniendo en cuenta que en 2010 tan sólo se declararon 173 casos.

David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, explica que, hasta ahora, la vacuna se ponía a los 15 meses para que los anticuerpos de la madre no bloqueen la eficacia de la vacuna. Sin embargo, “los pediatras estamos detectando casos de sarampión entre los 12 y 15 meses, lo que indica que los menores de esa edad tienen una insuficiente cantidad de anticuerpos de su madres y, para evitar la enfermedad, necesitan ser inmumnizados”.

¿Por qué hay más niños afectados?

En España, gracias a las campañas de inmunización que se realizan desde los 70, apenas se registraban casos de sarampión, pero la situación ha dado un vuelco. “El pasado año se detectaron en España 1.876 infecciones, y en Europa más de 30.000, una cifra tan alta que hasta la Organización Mundial de la Salud ha alertado de un rebrote de esta enfermedad ”, explicó el Dr. Moreno. 

Los pediatras tienen clara la causa del repunte. “Ha descendido la cobertura vacunal del sarampión”, asegura el Dr. Javier Aristegui, miembro de la AEP. Para que una patología infecciosa pueda ser controlada se necesita una cobertura vacunal del 95 por ciento, y ahora, ésta no llega al 85 por ciento en la segunda dosis en varias CC AA. Ahí está la clave de los brotes ocurridos en Granada, Sevilla, Madrid y Barcelona en 2011. 

Entre los motivos del descenso en la vacunación, el Dr. Aristegui apunta: “Las mamás de hoy son jóvenes y no han visto la mortalidad que causaba el sarampión antes de la vacuna.” Otra causa es el auge de la “vida natural”, que apuesta por las terapias alternativas y desprecia la medicina tradicional y los fármacos. Esta tendencia ha conseguido un magnífico portavoz en el llamado movimiento anti-vacunas, que las rechaza por considerarlas ineficaces y peligrosas. Y a su vez, este movimiento, que carece de base científica, recibió un fuerte empujón a sus tesis con un estudio publicado en 1998 en la prestigiosa revista The Lancet, que aseguraba que la vacuna contra el sarampión provocaba autismo. Años después se demostró que era falso, pero el daño ya estaba hecho. 

Adelantar la vacunación a los 12 meses

¿Qué solución proponen los pediatras para revertir esta tendencia? Adelantar la edad de vacunación de los bebés desde los 15 meses a los 12. También recomiendan que la segunda dosis (la de recuerdo) se administre a los 2 años, y no a cuatro años (o incluso a los seis) como se hace ahora en muchas comunidades para aumentar la cobertura vacunal, que a esta edad es sólo del 80-85 por ciento. Y ¿por qué baja tanto? Según el Dr. Aristegui, “a medida que los niños crecen, sobre todo a partir de los 2 años, sus papás acuden menos al pediatra y les ponen menos vacunas”.

Una enfermedad grave

El sarampión es una enfermedad provocada por un virus que se transmite por las gotas de saliva emitidas al hablar o toser, que produce un cuadro de fiebre elevada, tos y exantema, y que puede causar complicaciones graves, como la encefalitis. Es muy contagiosa y no existe tratamiento específico, sólo para los síntomas. En los años 60, cuando no había vacuna, más de 130 millones de niños de todo el mundo se infectaban cada año, y se producían 7-8 millones de fallecimientos. Pero el uso masivo de la vacuna –incluida en la triple vírica, que también contiene la de la rubéola y la parotiditis–, consiguió disminuir de forma espectacular los casos de sarampión y logró que los que se producían fueran leves y en edades tardías, cuando los niños tienen más defensas. 

De hecho, hace una década, la Organización Mundial de la Salud estimó que el sarampión sería erradicado de Europa en 2010; tras los brotes aparecidos en algunas zonas del continente, se tuvo que retrasar la consecución de ese ansiado objetivo a 2015; y ahora el nuevo repunte de la enfermedad podría volver a modificar esa fecha.

Consulta aquí nuestro calendario de vacunas y recibe alertas en tu correo electrónico para recordar cuándo tienes que ponerle una.

 


Elige y compra en Amazon