En busca del yogurt anticaries

Evitarlas sería posible comiendo queso o yogurt

El área de Genómica y Salud del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP) de Valencia se ha puesto como objetivo lograr desarrollar un yogurt anticaries tras aislar un inhibidor de la bacteria que provoca esta enfermedad.

 
yogur

La caries es una enfermedad que afecta a un 90% de la población y cuyo tratamiento no está cubierto por la sanidad pública. Por ello, los investigadores del área de Genómica y Salud del CSICP de Valencia quiere desarrollar un yogurt que evite su aparición, y que podría aplicarse también en quesos y enjuagues bucales.

Aunque los investigadores no han querido dar demasiados detalles por motivos de patentes, si han querido destacar que su departamento es el único en el mundo que lleva a cabo este tipo de estudios en productos alimenticios y que el yogurt funcionaría de manera equivalente a como lo hace el bífidus activo.

La investigación comenzó en la Universidad Miguel Hernández, de Elche y está financiado con una beca Ramón y Cajal. Actualmente, se trabaja en una doble vía.

Por un lado se pretende aislar la bacteria distinta que tiene el 10% de la población que no padece caries y que actuaría como inhibidor de la bacteria que produce caries.

La segunda, consiste en desarrollar una verdadera vacuna eficaz contra esta enfermedad dental. Se estima que en unos años se harán las primeras pruebas en animales con el yogurt y en 10 años podría empezar a usarse.

La vacuna se suministraría en spray sobre la nariz y la boca y la saliva produciría los anticuerpos necesarios para vencer a las bacterias de las caries.

Las caries no son solo un problema estético y bucal, sino que también influyen en patologías gástricas y digestivas por lo que investigaciones como estas auguran un futuro esperanzador en el tratamiento de varias enfermedades.

Desde el CSICP se insiste en que no puede hablarse de plazos más o menos exactos en una investigación de este tipo, aunque sí parece claro que la vacuna podría estar preparada en las próximas décadas. Inglaterra ya tiene un prototipo y Australia un proyecto muy avanzado.

 


Elige y compra en Amazon