El pediatra, clave en la atención al niño adoptado

Se publica la Guía de Salud en Adopción Internacional

Entre 1997 y 2007, los españoles adoptaron más de 37.000 niños en otros países. Y el 25% de ellos padecen patologías fácilmente curables por los pediatras. Por eso, éstos aconsejan la visita al médico, incluso antes de que el pequeño llegue a casa, y por eso, han promovido una Guía para prestar la mejor atención sanitaria a estos niños.

 

Aunque la adopción internacional ha disminuido en España un 18% en los últimos 4 años, nuestro país sigue siendo el segundo del mundo que más adopta, después de Estados Unidos. De hecho, según datos del Ministerio de Educación desde 1997 hasta el año 2007 se han adoptado 37.582 menores de países extranjeros. Y algunos de éstos niños, por los lugares donde han vivido, por la falta de estímulos afectivos o por la carencia de vacunas, presentan un mayor riesgo socio-sanitario. 

Precisamente, para tratar de ofrecer la mejor atención sanitaria a los pequeños, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, en colaboración con CORA –una federación de asociaciones de familias adoptantes–, han elaborado la Guía de Salud en Adopción Internacional 2008. La Guía, que es una herramienta de ayuda y consulta para los pediatras, recomienda realizar una visita pre-adoptiva de los padres al médico, antes de que el pequeño llegue a casa, un exhaustivo reconocimiento inicial del niño –para valorar su estado nutricional, su desarrollo físico y psicomotor, su situación vacunal...– y, por supuesto, un seguimiento riguroso durante los siguientes años. 

Y es que, según los responsables de estas sociedades médicas, el 25% de los pequeños padecen alguna patología, la mayoría de ellas, afortunadamente, son leves y fácilmente curables con el tratamiento adecuado. Las más frecuentes son el retraso leve en la talla y el peso, la anemia, problemas dematológicos, problemas digestivos y de sueño, carencias emocionales...

No obstante, como recuerdan los pediatras, los niños "tienen una gran fortaleza" que les ayuda a superar estas dificultades y adaptarse perfectamente a su nueva vida, algo que, en general, se consigue en seis meses o un año.

 

 


Elige y compra en Amazon