El 15% de los españoles, intolerantes a la lactosa

Puede provocar carencias nutricionales

04/02/2009

Al menos un 15% de los españoles padecen intolerancia a la leche o a la lactosa, alergia provocada por la falta de una enzima (la lactasa), que causa incapacidad para digerir el azúcar de la leche.

 
Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la leche y a la lactosa puede provocar graves carencias nutricionales, pues la gente tienda a eliminar por completo los lácteos de su dieta de manera errónea. Tal y como asegura nuestra experta en nutrición Rosa Mª Ortega “no es necesario eliminar los lácteos, ya que existen muchos que no contienen lactosa o son mejor tolerados por estos individuos”.

Según la doctora Ortega, la intolerancia no es grave, pero hay que saber convivir con ella, ingiriendo los alimentos adecuados para evitar la falta de calcio, vitamina B2 y D o proteínas. Lo más aconsejable es consumir lácteos como el queso curado o semicurado, yogur y otras leches fermentadas, alimentos básicos en una dieta sana y equilibrada.

Hay personas que pueden padecer intolerancia a la lactosa y consumir leche y lácteos sin presenta síntoma alguno, sobre todo si lo hacen en pequeñas cantidades y acompañados de otros alimentos.

La alergia a la leche y la intolerancia a la lactosa
La intolerancia a la lactosa no es lo mismo que la alergia a la leche. Una persona alérgica reacciona contra la proteína de la leche de vaca, no tolerando ningún producto lácteo. Afortunadamente, este tipo de alergia es poco frecuente en edad adulta.

En cambio, una persona intolerante a la lactosa reacciona ante el azúcar presente en la leche, que recibe el nombre de lactosa. Esta intolerancia no le impide comer cantidades variables de leche, leche ya fermentada, queso o yogur.

 


Elige y compra en Amazon