Alergia a las picaduras de insectos en niños

Mordiscos muy incómodos

Las de mosquitos son molestas, pero no revisten gravedad. Sin embargo, las de otros insectos, sobre todo avispas y abejas, son más peligrosas y causan muchas reacciones alérgicas entre los más pequeños de la casa.

 
Abeja

La reacción alérgica a las sustancias tóxicas del veneno de los himenópteros –abejas y avispas– no es muy común, pero sí reviste importancia porque es una de las más graves. Y es que la alergia a estas picaduras puede presentar cuadros de anafilaxia en los que existen riesgos de complicaciones mayores. Por eso, conviene que tomes precauciones.

Síntomas: cuando una persona es alérgica suele presentar enrojecimiento intenso de la piel, dificultades respiratorias debidas a la obstrucción bronquial e inflamación de la laringe, caída de la tensión arterial, náuseas...

Tratamiento: el paciente diagnosticado será tratado con un tratamiento inmunológico. El más eficaz frente a las reacciones graves es administrar vacunas desensibilizantes de veneno de estos insectos, que consiste en la aplicación de dosis progresivamente crecientes del veneno al que el paciente es alérgico. Su eficacia es muy alta.

Consejos para evitar las picaduras:

  • Evitar salidas al campo en primavera y verano.
  • No andar descalzo. Usar calzado, y si es cerrado, mejor.
  • No llevar ropa blanca ni de colores vistosos o de flores en las salidas al campo.
  • No usar perfume, ya que atrae a los insectos.
  • Mantener los cubos de basura bien cerrados.
  • En el coche, viajar siempre con las ventanillas subidas y llevar un spray insecticida.
 

Ana Giménez