7 medidas a no olvidar si tu hijo es alérgico a los alimentos

Cuida su salud

Las reacciones en caso de alergia alimentaria pueden ser muy graves. Ten siempre en mente las siguientes medidas para evitarlas.

 
Niña con vaso de leche

Evitar la ingesta de los alimentos implicados, esta es la medida fundamental que los padres deben poner en marcha en caso de alergia alimentaria. El tratamiento de las reacciones agudas, basado en antihistamínicos, corticoides y adrenalina, debe quedar siempre en manos del médico. Una dieta exenta de ciertos alimentos no es fácil de seguir, y puede conllevar problemas sociales, económicos y de salud. Además del crucial papel del pediatra y/o alergólogo, varias entidades científicas de referencia aconsejan el asesoramiento por parte de expertos en nutrición humana y dietética, como los dietistas-nutricionistas.

Sea como sea, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria propone las siguientes medidas preventivas, que deben tener en cuenta todos los padres de niños alérgicos:

  1. Eliminar totalmente el alérgeno de la dieta, tanto el alimento en sí como los distintos productos que lo puedan llevar como ingrediente. Ante la duda, lo mejor es no tomarlo.
  2. Leer siempre los ingredientes de los alimentos que se vayan a utilizar en la preparación del menú, teniendo cerca el listado de sustancias a las que se es alérgico para comprobar las etiquetas.
  3. Cocinar primero la comida del niño con alergia para evitar contaminaciones y contactos.
  4. Manipular cuidadosamente los utensilios (mejor si son exclusivos para el niño alérgico). No usar el mismo aceite o plancha para cocinar. Limpiar con sumo cuidado todas las superficies de trabajo.
  5. Vigilar las masas, bechamel, caldos para sopas y sopas, pan rallado, etc.
  6. Aportar el certificado médico en el comedor escolar (en caso de que el niño coma allí) para evitar confusiones e informarse concienzudamente del menú.
  7. Tener cerca la medicación oportuna, especialmente en casos de alergias muy graves.

¿Remiten las alergias a los alimentos?

 La alergia alimentaria suele desaparecer, sobre todo cuando se produce en la primera infancia, aunque depende del alimento implicado: la alergia a la proteína de la leche de vaca, a la carne o el huevo, suele remitir al año de edad; en el pescado suele demorarse más años, y la alergia a frutos secos o leguminosas como los cacahuetes puede que no desaparezcan, aunque en la actualidad se están implantando nuevas terapias, como la desensibilización o la inmunoterapia oral, con resultados prometedores, según reconoce la Asociación Española de Pediatría.

Asesoramiento: Julio Basulto, diplomado en Nutrición Humana y Dietética (Universidad de Barcelona) y colaborador externo de La Sirena.

 


Elige y compra en Amazon