Museos para los niños en Cataluña

Visitas culturales a la vez que divertidas

La oferta cultural de la comunidad catalana es una de las más variadas. Entre ella, sus museos, una palabra que no tiene por qué sonar aburrida a tu pequeño si aciertas a donde llevarle.

 

- Museo del Chocolate: Barcelona te ofrece un apetitoso recorrido por los orígenes de este manjar, su llegada a Europa y su inevitable difusión. Y es que hay poca gente a la que no le guste el chocolate y, sobre todo, pocos niños. Puedes consultar en la web un programa de actividades para toda la familia y preparar allí su fiesta de cumpleaños con actividades, visita dramatizada y una deliciosa merienda. Más información: http://www.pastisseria.com/es/PortadaMuseu

- Museo de Cera: Don Quijote y Sancho, Marco Antonio y Cleopatra, Chewbacca y R2-D2… Todos ellos inmóviles pero presentes. Son las figuras que habitan en el Museo de Cera de Barcelona, donde además se organizan visitas nocturnas teatralizadas. El edificio es un palacete elegante y solemne que salvaguardó, en otra época, dinero y joyas. Aún conserva su cámara acorazada abierta al público con asaltantes y banqueros de cera. Lindando con el museo, se encuentra el Bosque de las Hadas, un sitio mágico donde la cera se transforma en un poblado de árboles vivos, gnomos y seres fantásticos. Más información: http://www.museocerabcn.com/

- Museo de Juguetes y Autómatas: en la Plaza Mayor de Verdú, Lleida, encontrarás un museo fuera de lo convencional. Y es que entre sus cuatro plantas podrás encontrar los más variados juguetes de diferentes épocas y lugares. El pueblo y el campo, ferias y atracciones, vehículos a pedales o con ruedas y el fútbol, son las cuatro temáticas en las que se dividen sus 2.000 m² de exposición. Tanto padres como niños disfrutarán con el muñeco de Maradona haciendo una chilena, con los futbolines más variopintos o con las colecciones de tractores, coches y aviones de todas las épocas. Más información: http://www.mjoguetsautomats.com/