4 destinos para ver animales salvajes en Cataluña

Naturaleza en vivo y en directo

La comunidad catalana ofrece la posibilidad de que los más pequeños se maravillen con el vuelo en directo de las aves rapaces, disfruten como nunca con un espectáculo de delfines y leones marinos o conozcan la frondosa vegetación tropical.

 

Marineland: situado en Palafolls (Barcelona), tú y tu familia lo pasaréis en grande con las exhibiciones de delfines y leones marinos desde las gradas o con visión subacuática. En el aviario, las especies exóticas de varios continentes vuelan junto a ti. Y si además, queréis refrescaros en el agua, en la zona destinada al Aqualand encontrarás numerosas atracciones diseñadas para toda la familia. En el Minipark, los más pequeños disfrutarán de atracciones a su medida junto a sus padres, mientras los socorristas y monitores velan por su seguridad. Más información: www.marineland.es

Jardín Botánico Marimurtra: Blanes (Girona) cuenta con uno de los jardines botánicos más notables de Europa. Con una extensión de 4 hectáreas en una finca de bosque mediterráneo, está dividido en tres zonas –subtropical, templada y mediterránea–. El jardín, fundado hace más de 80 años por el alemán Carl Faust, ha sido declarado Bien Cultural de Interés Nacional por el Gobierno de Cataluña. Durante la visita, que te acercará a los acantilados que rodean el mar, podemos contemplar unas de las panorámicas más bellas y espectaculares de la Costa Brava. No te pierdas los conciertos nocturnos de música que se celebran allí, una vez al mes, coincidiendo con la luna llena. Más información: www.jbotanicmarimurtra.org

Cim d’Aguiles: qué comen, cómo cazan o cuáles son los peligros a los que se enfrentan las rapaces. Todas estas dudas serán resueltas en la Cim d’Àligues, un lugar en el que se acoge a las aves en estado irrecuperable y a otras tantas nacidas ya en cautividad. Treinta minutos antes de las sesiones de vuelo, los monitores hacen una visita guiada a la zona de las aves. Después, el plato fuerte: la majestuosidad y la precisión de su vuelo. Las aves no se pueden tocar, pero no se asustan de la presencia humana, por lo que los niños disfrutarán de su cercanía. Más información: www.cimaligues.net

Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici: son varias las opciones de ruta que ofrece el Parque Nacional de Aigestortes i Estany (Lleida). La mejor opción para los que se cansan pronto es seguir un itinerario circular que comienza en el Planell d’Aigestortes, un antiguo estanque de origen glaciar entre el valle principal y el de Morrano. La poca consistencia del terreno hace que el agua se abra camino entre los pastizales y el bosque. Hay una caseta de información desde la que se parte bordeando el agua para adentrarse en el bosque y llegar a la roca de la Cremada, donde os aguarda una bella panorámica. Más información: http://reddeparquesnacionales.mma.es/parques/aiguestortes/index.htm